•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El combate ante Julio Laguna programado para el próximo 11 de noviembre en el cartel de Pinolero Boxing a realizarse en el gimnasio Nicarao, tiene un sabor especial para el costeño David Bency. Más allá de la rivalidad que por una noche tendrán en el entarimado, hay recuerdos imborrables en la memoria de Bency, pues con su ahora contrincante compartió muchos momentos cuando eran compañeros de la Selección Nacional de Boxeo. 

“Me voy a topar con un viejo amigo”, dice Bency con una sonrisa mientras realiza su entrenamiento en el gimnasio Roberto Huembes. “Estuvimos en la Selección Nacional en su momento, me agrada este combate. Espero que sea una pelea limpia y salgamos bien. Mi plan es pelear en corto, finiquitar la pelea lo más pronto posible. Laguna es un tipo muy técnico, se mueve mucho, tengo que buscarlo porque me puede complicar”, reconoce el costeño, haciendo un breve análisis sobre su rival. 

La típica frase del “nocaut sale solo” es parte del vocabulario del costeño. Sin embargo, el cree disponer de la suficiente dinamita para finiquitar las acciones antes del límite. David expondrá su título Fedecentro 140 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Es una pelea sumamente complicada para Bency. Enfrente tendrá a un invicto con 12 victorias (9 nocauts). Laguna tiene un muy buen boxeo, sabe moverse, es técnico y pega fuerte.  

“El nocaut siempre está latente, eso puede salir, puedo noquear a Laguna. El tendrá que buscarme, es el retador, creo que ganaré por nocaut. Mi mentalidad es terminar la pelea lo más rápido posible, estoy bien preparado mental y físicamente, ahorita estoy en 145 libras, no tendré problemas con el peso, lo tengo controlado desde hace un mes”, finalizó Bency, quien tiene una foja de 11 triunfos (4 nocauts), 7 derrotas, y 1 empate. Laguna y David seguramente sacarán chispas.