•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El argentino Juan Martín Del Potro, número 17 del mundo, se quedó sin el billete al Másters 1.000 de Londres al caer ayer ante el estadounidense John Isner (14º) en los cuartos de final del Máster 1.000 de París.

Del Potro, que necesitaba ganar ayer y esperar a la derrota del estadounidense Jack Sock ante el español Fernando Verdasco, cedió en dos horas y 10 minutos en tres mangas, por 6-4, 5-7 (5) y 6-4. La Torre de Tandil, de 29 años, tendrá que aguardar otro año para regresar a la Copa de Maestros, que jugó por última vez en 2013.

El argentino pone punto final a una notable temporada en la que ha ido de menos a más. En el último trimestre del año, ganó el torneo de Estocolmo y jugó la final de Basilea --perdida ante el suizo Roger Federer--. Fue, además, semifinalista en el torneo de Shanghái y en el Abierto de Estados Unidos.

Isner, finalista en la edición pasada del Másters 1.000 de París, se encontrará en las semifinales con el serbio Filip Krajinovic, que pasó de ronda por el abandono del número uno del mundo, el español Rafa Nadal. En un igualado encuentro entre dos de las torres del circuito, Isner, de 2 metros y ocho centímetros, se llevó al zurrón la primera manga al romperle el servicio al argentino en dos ocasiones.

Con su poderoso saque, el estadounidense bombardeó a Del Potro, que se defendió bien. Los 13 ‘aces’ de Isner los respondió el de Tandil con nueve. Isner también hizo daño a su rival con sus subidas a la red. El segundo set fue aún más igualado y Del Potro logró conducirlo hasta el ‘tie break’, en el que venció por 7-5.

Aunque comenzó de cara la tercera y definitiva manga, Isner rompió a su rival y aprovechó la oportunidad para perfeccionar aún más su arma letal del saque. En total, ganó un 79% de los puntos que jugó con el servicio a favor.

17 Es el lugar que ocupa Juan Martín Del Potro en el ranking mundial ATP de Tenis.

Necesita reposo

“Mi descanso va a ser positivo. La verdad que hace dos meses era otra situación la mía, y acabar el décimo, undécimo o decimosegundo del mundo, la verdad que era algo que nunca imaginé después de mi vuelta al tenis”, dijo a los periodistas el tenista de Tandil.

De su ausencia en el torneo de Londres, reconoció que era una posibilidad que le rondaba --debía ganar a Isner y luego esperar un triunfo de Fernando Verdasco sobre Jack Sock--, pero asumió que, en caso de que se hubiese clasificado, no habría acudido en las mejores condiciones físicas. “Tengo cansancio, en la espalda, las piernas, no solo es la muñeca. Es un dolor lindo, porque es un dolor que viene de la competencia, de los partidos ganados, y es algo que extrañaba mucho”, comentó.