•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al Real Estelí le bastó ayer un chispazo de su pegada para hundir al Managua FC. Ganó 0-1 en el Estadio Nacional de Futbol, en la ida de las semifinales de la Liga Primera. El gol de Elmer Mejía, el eterno capitán, veterano de mil batallas, en el minuto 87, premió la insistencia de los norteños, convertidos en neblina durante casi toda la primera mitad, pero transformados en un huracán en la parte complementaria del encuentro.

Mejía destrabó el partido marcando de una forma inusual, si tomamos en cuenta su tamaño y posición de mediocampista. Pero el veterano olfateó petróleo, entró al área pequeña, cabeceando un centro de Gregorio Torres quien ejecutando el centro desde la banda derecha, puso el balón esperando que apareciera alguien para rematarlo. Fue Elmer, quien con precisión de cirujano mandó el esférico a la red. 

Conociendo el comportamiento del Tren del Norte en este tipo de fases, ese gol basta para prácticamente sentenciar la eliminatoria. Regresar al Independencia con ventaja y sin haber permitido daño alguno es tener un pie metido en la final. En su casa, Estelí es un equipo muy complicado de superar.  

Dos caras

El encuentro tuvo dos caras. El primer tiempo, el dominio fue de un Managua FC que adelantó líneas, presionó a Estelí, por consiguiente provocó errores del rival y tuvo espacios para hacer daño, sobre todo en el uno contra uno con un Edwar Morillo encendido por la derecha. Fue Morillo el que estuvo muy cerca de abrir el marcador ante los primeros 15 minutos, estando cara a cara con Henry Maradiaga le faltó contundencia. Su disparo apenas se perdió por el poste derecho, a la vista de dos defensores norteños. 

Otra vez apareció Morillo en el minuto 29, por el mismo carril, el derecho, caracoleó con el balón, metió el pase al corazón del área, allí apareció Agenor Báez, su remate fue insuficiente para batir a Maradiaga. Pero pasado el 40´, aparecieron las individualidades del Real Estelí, en un abrir y cerrar de ojos crearon tres oportunidades en 5 minutos, obligando al arquero Erling Méndez a convertirse en héroe. Primero fue Gastón Pagano el que intentó abrir la lata tras un tiro de esquina de Torres, después Bocanegra tuvo el 1-0, no obstante se estrelló con Méndez. 

El Managua todavía tendría una ocasión más en el cierre del primer tiempo. Armando Zepeda con velocidad dejó en el camino a Jason Caso por la banda izquierda, su disparo se estrelló en el poste. Estelí se salvó del 1-0.

Dominio norteño 

En la segunda mitad, el libreto cambió totalmente. Lo de Estelí fue un monólogo, pero perdonó. Intentó Chavarría en el 51´ con un disparo de zurda de larga distancia. Más tarde en el 62´, otra vez Chavarría recibió un pase medido de globito, bajó el balón con el pecho, y disparó con la derecha, Méndez atajó. El marcador se mantuvo así hasta el 87´ que apareció Mejía, marcando un cabezazo sumamente complicado, pero el giro que hizo fue estupendo, sentenciando el desafío.

En Diriamba, los Caciques vencieron 1-0 al Walter Ferretti en el estadio Cacique Diriangén. El gol llegó en el minuto 77 por medio de Camilo Gutiérrez. Un gol de los diriambinos en la vuelta puede ser devastador para las aspiraciones del Ferretti que necesitan al menos ganar por 1-0 para forzar el tiempo extra.