•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El serbio Filip Krajinovic, número 77 del mundo y procedente de la fase de clasificación, rompió los pronósticos y alcanzó la final del Masters 1.000 de París al vencer al estadounidense John Isner, decimocuarto en el ránking.

Krajinovic superó a Isner en tres sets, por 6-4, 7-6 (2) y 7-6 (5), en dos horas y 28 minutos.

El serbio había alcanzado las semifinales sin jugar en cuartos, gracias a la retirada por lesión del español Rafael Nadal, número uno del mundo.

La derrota de Isner beneficia al español Pablo Carreño, quien mantiene todavía la octava y última plaza para las finales de Londres en espera de lo que haga el estadounidense Jack Sock (22º), que se mide esta tarde en las semifinales de París al veterano tenista francés Julien Benneteau, 83º del mundo.

El serbio, de 25 años, se planta en la primera final de su carrera desde que se hizo profesional en 2008 y deja a Isner, finalista vencido en la última edición del París-Bercy, con la miel en los labios.

El gigante de Greensboro, que eliminó en los cuartos al argentino Juan Martín del Potro, se quedó a solo dos triunfos de clasificarse a los Masters de Londres.

Krajinovic, un tenista desconocido por el gran público hasta hoy, controló el terrible saque de Isner, con un excelente porcentaje de devoluciones, y le atacó con su potente golpeo de revés.

En el primer set, le hizo una rotura clave que le sirvió para llevarse la manga por 6-4.

En el segundo y el tercero, al serbio le resultó más difícil quebrarle al estadounidense, pero en el 'tie break' de la tercera manga lo logró.

Isner, el jugador más alto (2 metros y ocho centímetros) y más pesado (108 kilos) del circuito, sufrió en los puntos más largos ante un jugador móvil y agresivo.