•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El jugador uruguayo Bernardo Laureiro, del Club Deportivo Walter Ferretti, fue sancionado con un partido de suspensión por parte de la Comisión Disciplinaria de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), en respuesta a una denuncia que realizó el equipo Caciques del Diriangén señalando al futbolista charrúa de haber escupido a un fanático el pasado 3 de noviembre, durante el partido de ida de las semifinales del torneo de Apertura de la Liga Primera.

Aunque el presidente del equipo capitalino, Emilio Rodríguez, anunció que emitirá una apelación a la Liga y a la propia Comisión para que le revoquen la sanción a Laureiro, de no avanzar dicha petición, el jugador sería baja sensible de los rojinegros para el juego de vuelta de las semifinales ante los Caciques, al que Ferretti llegará con la soga al cuello por el revés sufrido en el desafío de ida por 1-0, con un polémico gol de Luis Camilo Gutiérrez, quien habría marcado con las manos, al estilo “maradoniano”. 

La Comisión Disciplinaria también sancionó con tres partidos de suspensión a los árbitros Nitzar Sandoval y Otoniel Gómez, que actuaron como central y lineman, respectivamente, durante el partido entre Ferretti y Diriangén, por haber decretado válido el gol de Gutiérrez. Para aplicar los castigos, la Comisión utilizó materiales audiovisuales que reflejan el fallo arbitral, sin embargo, no anula el tanto al equipo diriambino.

Denuncia agresión 

En el caso de Laureiro, la Comisión estudió un videoclip de 5 segundos que le habría proporcionado el club Cacique, en el que se puede ver al jugador uruguayo exaltado, mientras un fanático lo desafía desde las gradas. Sin embargo, en el video es difícil apreciar si el futbolista escupe al aficionado. Ante esta situación, el mediocampista del Ferretti asegura que “por más que no me quiten la sanción, sé que soy inocente de lo que me señalan”.

En cambio, Laureiro denunció que el fanático en cuestión le lanzó tres latas de cerveza con liquido en ellas, y una le habría impactado en la boca provocándole una herida. La versión del uruguayo fue corroborada a través de la red social Facebook, pues un joven de nombre Wilfredo Sandino admitió en un comentario de la publicación que hizo la página “Somos Caciques – Diriangén FC” con el video, haber golpeado al charrúa con una lata. “Por eso le pegué su latazo a ese (hpta…) uruguayo mal parido, para que respete Diriamba”, se lee en la red social.

“Obviamente el video que le mandaron a la Comisión fue un montaje y el equipo del Diriangén se presta a eso. Se está hablando de lo que supuestamente hice yo, pero nadie habla de la agresión que sufrí. En el ese estadio jamás me sentí tranquilo, desde que llegamos hubo un sector de la barra que se encargó de acecharme y prepararon un teatro para hacerme quedar  mal”, manifestó Laureiro, quien espera que se use el comentario del fanático diriambino como prueba para revertir la sanción que le fue impuesta y que tomen medidas disciplinarias con los aficionados que agreden a los jugadores.

El regente del Ferretti declaró que solicitará ante Fenifut y la Liga que el caso de Laureiro sea revisado otra vez, con las nuevas pruebas que han surgido “constatando la inocencia del jugador Bernardo Laureiro, elemento clave del equipo Walter Ferretti para lo que resta del torneo de Apertura”. Rodríguez también ambientó que pedirá que el partido de vuelta ante los Caciques se celebre el próximo sábado 11 de noviembre en el Estadio Olímpico del IND, a las 3 de la tarde.