•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El excampeón mundial de los pesos pesados Mike Tyson fue impedido de ingresar a Chile, a su arribo este jueves al Aeropuerto Internacional de Santiago por no cumplir con las leyes migratorias, y será deportado a los Estados Unidos en un próximo vuelo, informaron autoridades locales.

“Detectives de #PolicíaInternacional reembarcan a Mike Tyson por no cumplir con Ley de Extranjería”, informó la Policía de Investigaciones de Chile en su cuenta de Twitter, junto a una foto del famoso exboxeador secundado por personal del organismo. “Estar condenado o procesado por cualquier delito faculta a la Policía de Investigaciones para impedir el ingreso, y es en ese contexto que el Sr. Tyson al registrar condena por diversos delitos, es impedido de ingresar al país”, dijo Natalia Alvarado, funcionaria de la PDI a periodistas.

El mediático excampeón mundial de boxeo “se encuentra a la espera de regresar a Estados Unidos, lo cual ocurrirá en un vuelo próximo “, agregó. Tyson ingresó a prisión por primera vez en 1992 y allí pasó tres años cumpliendo condena por la violación de una joven. En 2003 volvió a los titulares policiales al ser acusado de acoso y asalto, y cuatro años más tarde fue sentenciado a tres años de libertad condicional por conducir bajo los efectos del alcohol.

Debido a su historial judicial, el estadounidense también tuvo problemas para tramitar el ingreso a otros países.

Argentina no es opción

A la espera de su reembarco Tyson movió piezas y buscó la forma de volar hacia la vecina Argentina, pero volvió a chocar con las leyes migratorias que en este viaje a Latinoamérica se transformaron en una muralla infranqueable para el exboxeador.

“Tyson compró pasaje a Argentina, pero las autoridades trasandinas decidieron prohibir el ingreso al excampeón”, informó la PDI al ser consultado por la AFP. Por tal motivo “la prohibición de ingreso a Argentina es por lo mismo que la PDI no lo dejó entrar: antecedentes y condenas”.

Tyson, de 51 años, que ganó su primer título mundial en pesos pesados a los 20 años, marcó la historia del boxeo por sus espectaculares actuaciones dentro del cuadrilátero y por sus problemas fuera del ring que lo llevaron varias veces ante la justicia, sumando antecedentes judiciales negativos que habrían ocasionado su deportación en Chile.