•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fuimos a San Salvador en 1977, pensando que al estar nuestro deporte atravesando un buen momento, el rendimiento en los Juegos Centroamericanos sería satisfactorio. Nos equivocamos. Sin Belice y sin Honduras en escena, Nicaragua terminó en último lugar limitada a 44 medallas según el informe oficial: 9 de oro, 12 de plata y 23 de bronce. Quedamos detrás de Guatemala que obtuvo 122 en total, una abismal superioridad de 78, mientras Panamá, ganador del evento, mostraba 160, El Salvador 144 y Costa Rica 125. ¿Por qué si el deporte nica era tan visible en la región, nos fue tan mal en estos Juegos?  

El gran contraste

Entre 1974 y 1977, es decir en la fase previa a los Juegos, Nicaragua se había convertido en el más  resonante productor de éxitos deportivos en Centroamérica. Se llegó a  contar con  dos  campeones mundiales de boxeo (Alexis y Gazo) y por lo menos una  decena de  peleadores  aparecieron  en los rankings mundiales de los dos organismos; Hermógenes Prado, venía de impresionar como futura joya  en el C.A. y del Caribe de boxeo realizado en Venezuela; otro púgil, Ildefonso Nicaragua se convirtió en el primer nica ganador de medalla de plata en el marco de los Juegos Panamericanos; el ping pong, Denis Gaitán saltó  al escenario como el sucesor de Walberto y estaba dominando el concierto centroamericano luego de vencer a los salvadoreños Avelar y Meardi y saltar  sobre el tico Jorge Reyes.Ángel Sánchez, de la selección de baloncesto.

En beisbol, Nicaragua había quedado a un  paso del  campeonato en el Mundial de 1974 y por poco provoca el campanazo en el Mundial del 76 después de haber ganado la medalla de bronce en la Copa  Intercontinental  de 1975; en billar; Arturo Bone acababa de destronar a Gabriel Fernández del título mundial y dos nicas aparecían en el róster de un equipo de  Grandes Ligas (Dennis  Martínez y  Tony Chévez), además, Caminos había sido gran animador del Torneo C.A. de equipo campeones de baloncesto y el ciclista Manuel “Comanche” Largaespada, se había fajado en varios eventos regionales. Como si eso fuera poco, el juvenil  Frank  Richardson, Camapari Knoeffer, Lizzette Richardson y Olga  González, comenzaban a destacar en la natación centroamericana y la tropa  de Montiel, Neftalí y Luis Estrada se imponía plenamente en  pesas. En las pruebas de  campo correspondientes al atletismo, Nicaragua lograba mantener un dominio desde 1968 y Donald  Vélez seguía siendo  el rey del dardo y el decatlón. Y sin embargo, a la hor
a de una presentación colectiva en esos Juegos de 1977, Nicaragua naufragó. 

Qué susto en beis

En beisbol, tal como  estaba previsto se ganó la  medalla de oro, pero el mánager Noel Areas y el coach Argelio Córdoba sudaron helado ante Guatemala y Panamá. El equipo nica que venía de vencer a  Estados  Unidos  y de pelearle a brazo partido a Japón en la recién finalizada  Súper-Copa, debutó venciendo 9-3 a Costa Rica con pitcheo de  Marcos  Salas y remate de Julio Espinoza más  un ataque de 13 hits que incluyó jonrón de Ernesto López. El mayor susto fue contra Panamá. Con Porfirio Altamirano, Nicaragua llegó al noveno perdiendo por 3-2 y con dos outs, Rafael Valle conectó hit impulsador de Arnoldo empatando el juego. Un hit y un  pasaporte llenaron las bases, y en esa  situación Julio Mairena se voló la cerca para dejar el partido 7-3 y garantizar el oro. En el último juego  Antonio Cadena tiró para 3 hits y los nicas triunfaron por 7-1 sobre El Salvador para  terminar invictos. 

En boxeo, nos salió el diablo. De los 9 peleadores, 7 fueron eliminados en la primera ronda y aunque aseguraron bronce aquello fue penoso. Solo Ildefonso Nicaragua en 71 kilos y Nicolás García en 63.5 sacaron la cara ganando medallas de oro. Lamentablemente no pudo ir Onofre Ramírez por no tener la edad requerida y nuestros principales “ases” como  Agustín Martínez, Néstor William, Denis Morán, Rudy Crawfard, Chebito, Urcuyo, Carlos Bejarano y “Coronadito”, saltaban al boxeo  profesional. Julio Mairena y su jonrón con casa llena.

La medalla de bronce en futbol fue inesperada porque el equipo llevaba demasiados parches. Recuerdo que a última hora se decidió llamar al veterano semi-retirado “Chocorrón” Buitrago y jugando envuelto en vendas, se robó el show como defensa central, mientras “Catarrito” con 5 goles, se convirtió en pieza clave para vencer dos veces a  Guatemala.

Fracasó el ping pong

Raramente, el ping pong anduvo patas arriba. La presencia de Denis Gaitán, se completaba con Douglas Juárez, jugador de mucha versatilidad, Benito Sandoval, prospecto de gran envergadura y José Molina en buen momento. Eso garantizaba al menos, que Nicaragua estaría en la pelea por el oro hasta el final. Sin embargo, no fue así y en cambio se  perdieron los 4 partidos.

En  baloncesto,  el  profesor  mejicano Ugartechea fue a  San Salvador con  una formación improvisada, consecuencia de problemas internos inagotables. Resultó hasta cierto punto inexplicable, que auténticas  figuras como  Deric Omier, Johnny Wilson, Emigdio Rodríguez, Róger Valerio, Róger Largaespada, Leonardo Green, George Berger y Silvio Fuentes, no estuvieran en acción. Con ellos no se hubiera perdido la ventaja de 10 puntos sobre El Salvador, ni se habría cedido en el último minuto el juego con Guatemala. Los nicas no realizaron un solo partido de fogueo. La  primera prueba sería del escuadrón de Ugartechea, fue frente al poderoso equipo panameño y ya en el marco de los Juegos Centroamericanos.

El atletismo partido

En los eventos de pista y campo se ganaron 11 medallas (4 de oro, 5 de plata y 2 de bronce), una de estas últimas por  casualidad, la de Castillo con maratón, pero el último lugar colectivo fue un duro golpe después de haber obtenido el Subcampeonato del circuito en 1975. Fue triste ver las tribunas a casi una docena de atletas que asumieron el papel pasivo de espectadores en lugar de estar compitiendo. Un boicot interno quebró al atletismo y gente con grandes posibilidades de ganar medalla como Henry y Xiomara Larios, Armando Padilla, Armando Mejía, Ricardo Larios, César Argüello y otros, quedaron al margen de la cuartilla.

El reconocimiento para Turcios, Montiel, Martha Úbeda, Abaunza y Green que realizaron sus mejores esfuerzos y sobre todo a Raquel Downs y Donald Vélez, brillantes  ganadores del Oro en 400 metros damas y en Jabalina. El pelotero David Green estableció sorpresivamente, marca  nacional con 7.12 metros en salto largo para medalla de plata; la misma actuación logró Abaunza en salto alto con 1.90 metros. 

Grandes esfuerzos

En natación se ganaron 3 de plata y 3 de bronce con una escuadra de chavalos que incluyó a los niños de 10 y 11 años Lila Vijil y Patricia Lacayo. Frank Richardson con 15 años fue la figura cumbre al ganar plata en 100 y 200 metros dorso trazándose en feroces duelos con el tico Andrey Aguilar, quien entrenaba en Estados Unidos. La gran sorpresa la provocó Olguita González de 14 años, al arrebatarle la medalla de bronce en 200 pecho a la  súper-experimentada María Milagros París de Costa Rica.

En voleibol, pese a la multiplicación de esfuerzos, no vimos salir el sol en las dos ramas,  y en pesas, Enrique “Tarzán” Montiel suministró con su esfuerzo en la categoría pesada, dos  medallas de oro y una de bronce, mientras Luis Estrada en Peso Pluma y Neftalí Parrales agregaron 3 de bronce cada uno para completar las nueve preseas que acumuló la tropa nica  quedando en último lugar. Se regresó a casa con un sabor amargo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus