•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lo inesperado sucedió en el parque de Ferias en Ciudad Sandino, el favorito sucumbió y la víctima se convirtió en verdugo. Eliecer Gazo (16-9, 2 nocauts), quien había sido atropellado por Camilo Mendoza (11-2-1, 5 nocauts) el pasado 1 de abril en el primer combate que sostuvieron, cobró venganza la noche del sábado, triunfando por decisión mayoritaria y agenciándose el título latino 105 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La derrota es dolorosa para Mendoza, más en este momento que estaba buscando dar un salto importante en cuanto a proyección se refiere. Ganarle a Gazo le daba la moral para seguir insistiendo en un pleito con el excampeón mundial Byron “El Gallito” Rojas, no obstante, con este descalabro esa posibilidad prácticamente queda descartada. A quien sí se le abrirán oportunidades importantes es a Gazo, ese cinturón lo ubicará en el ranking 105 del CMB, con la posibilidad latiendo, de poder obtener una pelea de título mundial en cualquier momento.

Después de una derrota contundente y teniendo la posibilidad de sacarse la espina ante un rival, un boxeador necesita hacer ajustes drásticos para que la historia no se repita. Gazo los hizo y muy bien, salió con todo desde el primer asalto. Consiente que físicamente era inferior a Camilo, Eliecer aprovechó sus virtudes y se puso a pelear en corto, presionó, asfixió, e impidió que Mendoza pudiera desarrollar su plan de ataque. 

Tan asfixiante fue el comportamiento de Gazo que sacó de sus casillas a Mendoza, obligándolo a que le conectara golpes ilegales, detrás de la cabeza. En el octavo asalto, el tercer hombre del ring le puso un freno al asunto, descontándole un punto a Camilo. La pérdida de ese round más la disminución de un punto, terminó siendo clave en la decisión de los jueces.  Jacinto Obregón (96-93) y Gustavo Jarquín (96-93) votaron a favor de Gazo, mientras que César Berrios vio la pelea empatada 94-94.

Ganó Castellón

En el pleito semiestelar, Byron “Sambita” Castellón volvió a la senda del triunfo, tras imponerse a Daniel Mendoza por decisión mayoritaria. Mendoza había cosechado 6 triunfos sin derrotas, antes de perder el invicto contra Castellón. Pablo Narváez derrotó a Nelson Luna por decisión unánime. Moisés Olivas noqueó a Migue Corea en apenas 1 asalto. En tanto Jordan Hernández vapuleó a Carlos Arroyo en 4 rounds. La promotora Búfalo Boxing de Rosendo Álvarez y su esposa Ruth Rodríguez organizaron la velada.