•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección croata hizo bueno el 4-1 de la ida y se clasificó para el Mundial de Rusia-2018, después de arrancar un empate sin goles ante Grecia, este domingo, en el partido de vuelta de la repesca europea disputado en Atenas.

Será la quinta ocasión en la que Croacia dispute una fase final de un Mundial desde que es país independiente (1991), y cuenta con el tercer puesto en Francia-1998 como resultado más destacado. “Felicito a mis jugadores porque hemos conseguido el objetivo de ir a Rusia, si bien no estoy satisfecho con el juego de esta noche”, admitió el seleccionador croata Zlatko Dalic. “Si hubiésemos ganado solo 1-0 (en la ida) esta noche hubiese sido muy difícil, porque los griegos fueron más agresivos”, añadió.

La estrella croata Luka Modric admitió también que los balcánicos “no jugamos a nuestro nivel”. “Pero lo importante era el resultado y estuvimos fuertes y concentrados”. El seleccionador alemán de Grecia Michael Skibbe destacó por su parte: “Estoy feliz con el progeso del equipo en los últimos 14 meses y en muchos partidos, como el de esta noche, demostramos ser competitivos”. “Lástima de nuestro mal partido en Zagreb hace tres días. Lo hemos pagado caro”, añadió.

Los griegos, tras el resultado encajado en Zagreb el pasado jueves, buscaron un gol rápido que les permitiese meterse en la eliminatoria y lo intentaron con disparos lejanos de Anastasios Bakasetas (13) y Sokratis Papastathopoulos (18), pero en ambos casos el balón se marchó desviado de la portería que defendía Danijel Subasic.

Croacia intentaba defenderse con el balón, para mantener a los griegos lejos de su arco, aunque tampoco se mostraba peligroso ante la portería helena, salvo un disparo de Ivan Perisic que salió pegado al palo (28).