•   Santa Marta, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Aunque se enfocan en las competencias y en ascender en el medallero de las justas, en el que marchan cuartos, el partido de esta noche entre Perú y Nueva Zelanda en el Estadio Nacional de Lima, que entregará el equipo 32 a la cita de Rusia 2018, tiene a los incas eufóricos.

"Estamos más concentrados en lo que estamos haciendo en los Bolivarianos, pero para la noche proyectaremos el partido en pantalla gigante en los dos hoteles en los que estamos alojados", contó a Efe Jorge David Moreno, psicólogo del Instituto Peruano del Deporte.

Admitió que desde que llegaron a Colombia "comentamos todos los días sobre la repesca" y se imaginan que la "ansiedad" y el "ambiente" en Perú deben ser peores porque "ya no hay más partidos: es hoy o nunca".

"Ya pasamos la página", expresó Moreno sobre la baja del delantero Paolo Guerrero, pese a que es "el líder y genera descompensación a nivel emocional que no esté".

Para el tenista peruano Christopher Li, la ausencia del capitán, envuelto en temas de dopaje, "se nota en la falta de coraje al entrar al área" que mostraron en el primer juego ante el seleccionado neozelandés en Auckland.

"Creemos que se puede ganar y regresar al mundial. Por eso nos vamos a reunir hoy en la noche a ver el partido. El país está bien emocionado. Hay ilusión de ir a Rusia", comentó el deportista.

Li, además de animar a sus compatriotas desde Santa Marta, les pidió a los jugadores "soltarse un poco, animarse a patear desde afuera y jugar lo mejor que puedan".

A la tenista Anastasia Iamachkine, peruana con ascendencia rusa, la motiva creer que el elenco 'inca' tienen "muchas opciones de ganar hoy" en un estadio que "va a estar repleto".

"Nosotros desde acá les haremos barra", acotó la bella deportista.

Un análisis más profundo de lo que será el juego entregó a Efe el entrenador del equipo peruano de squash, José Manuel Elías, quien visualiza un "partido luchadísimo", en el que su seleccionando tiene la ventaja de ser local.

"Tiene que salir a ganar y a tratar de definir en los 90 minutos porque llegar a los penaltis es una ruleta rusa", señaló el técnico, quien agregó: "Hay demasiada ilusión, el país está paralizado y si ganamos, será día festivo".