•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exdirectivo de futbol nicaragüense Julio Rocha López fue suspendido a perpetuidad de ejercer todo tipo de actividades relacionadas con el balompié (administrativas, deportivas o de otra índole) tanto en el ámbito nacional como en el internacional, anunció la cámara de resolución de la Comisión de Ética Independiente de la FIFA. También aplicaron la misma sanción al venezolano Rafael Esquivel, expresidente de la federación de su país, y de la Conmebol, y a Richard Lai, antiguo mandatario de la federación de Guam.

Rocha López fue arrestado en Suiza en mayo de 2015 y fue extraditado a Estados Unidos el 18 de mayo del año pasado, donde espera ser enjuiciado por los cargos de fraude bancario y asociación para delinquir, cada uno conlleva un máximo de 20 años de cárcel. En diciembre del 2016, el exdirigente del futbol se declaró culpable de aceptar sobornos en Nueva York, a cambio del otorgamiento de derechos de comercialización de partidos de la selección nicaragüense de futbol clasificatorios para los Mundiales de 2010, 2014, 2018 y 2022.

La Comisión de Ética estimó que Rocha, Esquivel y Lai, violaron el Arto. 21 (cohecho y corrupción) del Código Ético de la FIFA, por lo que resolvió la inhabilitación de por vida de los tres para ejercer todo tipo de actividades relacionadas con el futbol. También les impusieron multas acordes con la cantidad de los sobornos admitidos, en el caso de Rocha López más de 150,000 dólares en sobornos ofrecidos por la empresa Traffic Sports USA instalada en Miami.

Rocha, igual que Collado

El 28 de mayo del 2015, unos días después de que explotara el escándalo de corrupción, el juez del órgano de decisión de la Comisión de Ética de FIFA, Hans-Joachim Eckert, decidió imponer a 11 personas la prohibición temporal de participar en actividades relacionadas con el futbol en cualquier parte del mundo. Los sancionados fueron: Jeffrey Webb, Eduardo Li, Costas Takkas, Jack Warner, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel, José Maria Marín, Nicolás Leoz, Chuck Blazer, Daryll Warner y el propio Rocha.

La suspensión a perpetuidad, que la Comisión de Ética Independiente de la FIFA impuso a Rocha, es la misma que le aplicó al exmediocampista de la selección nicaragüense de futbol, Armando Collado, encontrado culpable de haber participado en amaños de partidos. En el caso de Esquivel, quien se declaró culpable de asociación ilícita, delito informático y blanqueo de capitales, habría recibido sobornos a cambio de la concesión de los derechos de televisión y marketing de varios torneos de futbol de la Conmebol, como la Copa América y la Copa Libertadores. 

Julio Rocha estuvo 26 años al frente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), antes de ser asignado como director de la Oficina de Desarrollo de la Concacaf, que atiende los programas, planes y proyectos de México, Centroamérica, República Dominicana, Cuba y Puerto Rico. El nicaragüense fue detenido en Suiza junto a otros seis exdirectivos de FIFA, en vísperas de un congreso electivo, donde el otrora regente de la institución rectora del balompié mundial Joseph Blatter sería reelecto.

Joseph Blatter ganó aquellas elecciones presidenciales en mitad de la tormenta mediática, pero apenas unos días más tarde anunció su marcha y la convocatoria de otro congreso para elegir un sucesor, que tuvo lugar el 26 de febrero del 2016, con el suizo-italiano Gianni Infantino como vencedor. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus