•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tempranero gol de Bernardo Laureiro (13 minutos), cuando todavía varios fanáticos arrimaban al Estadio Nacional de Futbol y el penalti señalado sobre Jorge García pasada la media hora de juego, que finalmente erró Robinson Luiz, generó incertidumbre a la fanaticada de los “Leones Azules”, pero en el campo no apagó el ímpetu de los jugadores de la Alcaldía de Managua, que mostraron las garras con las que eliminaron en la semifinal al Real Estelí, y con un tanto de fortuna, lograron igualar  las acciones y dejar abierta la final del torneo de Apertura de la Liga Primera, que se definirá el próximo sábado en el partido de vuelta.  

Los “Leones Azules” se apropiaron temprano del esférico y fueron los primeros en generar peligro a través del venezolano Edwar Morillo, quien tras una pared de cuatro toques que inició Armando Zepeda, sacó un disparo desde el borde del área grande, enviando el balón apenas por un costado de la cabaña que defendía Denis “Pulpo” Espinoza.

El de Morillo fue uno de los tres remates que intentaron de larga distancia los jugadores de la Alcaldía en los primeros diez minutos de juego. El propio Zepeda y Manuel Gutiérrez probaron fortuna, pero no encontraron recompensa. En cambio, los rojinegros tuvieron su primera ocasión hasta el minuto 11, fue un disparo-centro de Danilo Zúñiga que por poco sorprende a Erling Méndez.

Pero en el 13’, en una jugada de contragolpe, Bernardo Laureiro filtró un balón a Jorge García que estaba en buena posición para rematar de primera, en cambio, aguantó demasiado y un zaguero llegó a meter la pierna para sacarle la pelota, pero el rebote le cayó al propio Laureiro y este la prendió con colocación por encima del guardameta, el esférico pegó en el travesaño y picó dentro del marco.

Pese al 0-1 parcial el Managua FC conservó la calma e incluso tomó el hilo de las acciones. Después de la anotación del charrúa y hasta el minuto 35, los de la Alcaldía arrinconaron al equipo que dirige Flavio Da Silva. La alianza entre Zepeda, Agenor Báez y Bismarck Veliz le permitió a los “felinos” probar constantemente al “Pulpo” con centros desde ambos costados y disparos de media y larga distancia.

Cuando más cerca parecía el empate del equipo que anoche actuaba como local, una falta dentro del área sobre Jorge García (41’) le daba la oportunidad al Ferretti de ampliar la ventaja. Sin embargo, Robinson Luiz envió el balón por un costado de la portería, incluso cuando el arquero Méndez había dejado engañar por el amague del carioca. 

Fallo de Denis

El jugador que usualmente salva al Ferretti en instancias decisivas con sus atajadas, permitió el empate de los “Leones Azules al 61’, tras estrellar el balón en la espalda de Agenor Báez cuando intentaba despejar. El reclamo de los rojinegros no se hizo esperar, pero el árbitro central decidió que el futbolista “felino” estaba desentendido de la jugada y el 1-1 subió a la pizarra para fortuna de los dirigidos por Aburto.

Previamente, al 50’, Laureiro pudo establecer el 0-2 al cazar un rebote que dejó el portero Méndez tras disparo de Luiz, pero su disparo se fue por un costado. Al minuto 74, el propio uruguayo ejecutó un tiro libre y el balón amenazaba con colarse por el ángulo, pero el guardameta llegó con lo completo para mandarlo a tiro de esquina. 

Seis minutos más tarde el Ferretti se salvó de estar abajo en la pizarra, de no ser porque Alejandro Tapia llegó a tiempo para reventar un balón que quedaba suelto dentro del área tras una serie de rebotes. A esas alturas el partido se tornó de ida y vuelta, con ambos clubes buscando cómo ponerse arriba en el marcador, pero ninguno logró su cometido y se conformaron con el empate.

La paridad en el partido de ida, pese que favorece ligeramente a los rojinegros por el gol en calidad de visitante, deja abierta la eliminatoria, misma que se definirá el próximo sábado 2 de diciembre, con el Walter Ferretti actuando como local.