•  |
  •  |
  • END

Muy lejos de las expectativas, mostrando un fútbol carente de ideas aunque ordenado a la defensiva, al Real Estelí le bastó para empatar 0-0 y ratificar el título del Torneo de Apertura 2007, pese a que el Diriangén tuvo para ganar y sólo un par de atajadas del portero Carlos Mendieta en disparos de Raúl Leguías, impidió que eso ocurriera.

Los norteños tuvieron el ambiente idóneo para ganar el campeonato con un estadio Independencia casi lleno, desde una hora antes de arrancar el juego. Pero los aficionados jamás se imaginaron que el ambiente no sería suficiente para contagiar a sus ídolos con buen partido, tal como esperaban.

El Real Estelí arrancó muy replegado a su media cancha. Era difícil pensar que eso sería la tónica del partido, pero lo fue.

El técnico del Estelí, Otoniel Olivas, sacrificó el trabajo ofensivo de los carrileros Sergio Iván Rodríguez y Ronald Huete para mantenerlos en defensa e impedir que Ismael Reyes y Marcos Méndez aportaran más a la ofensiva diriambina.

En parte tuvo éxito la táctica de Olivas, pero también influyó en el raquítico fútbol que mostró su club en casi todo el juego. La responsabilidad del ataque norteño quedó en poder de Aníbal Martínez y los delanteros Rudel Calero y Ricardo Vega, quien no lució en su mejor duelo.

Martínez no pudo con tanto peso encima, y aunque se sumaba a la ofensiva Elmer Mejía y por ratos también Franklin López, el Estelí jamás encontró el ritmo que lució en el primer partido de la final en Diriamba, cuando ganaron 2-0.

Con ese marcador global en contra, Diriangén necesitaba irse encima de su rival y así lo hizo, logrando las jugadas más claras de gol. La más importante fue la de Leguías al minuto 18, cuando recibió un centro por la izquierda y de primera intención, de pierna derecha y sin marca, mandó el balón que apenas pudo tocar Mendieta y pegó en el paral derecho.

Otra posibilidad clara se perdió Leguías ante otra buena reacción del portero Mendieta. El tiempo se fue convirtiendo en el mejor aliado del Estelí, pues por nerviosismo o presión, no pudo reaccionar, y la mayor parte del tiempo le costaba salir de su cancha.

Para el segundo período la tónica fue similar y sólo los cambios de Hugo Silva por Aníbal Martínez, David Martínez por Ricardo Vega y Francisco Lagos por Ronald Huete, mostraron otra actitud a los estelianos, pero sin llegar a más.

Los diriambinos también hicieron sus cambios, mandando a la cancha a José Ángel Carballo, Jessy López y Luis Olivares, pero se tuvieron que conformar con que fueran más equipo que el Real Estelí en este partido de vuelta. Ya habían perdido demasiado terreno en el primer duelo como para aspirar al título.