•  |
  •  |
  • END

Mientras el Bóer ya ordenó la confección de los boletos para su segunda final de la Liga Profesional, hay gran expectativa por los acontecimientos inmediatos del torneo, en el que por primera vez los finalistas pueden conocerse muy temprano, dejando el calendario para la disputa de los lideratos.

En las tres ediciones anteriores, al llegar a los 40 juegos, las diferencias entre segundo y tercer lugar eran de dos juegos, San Fernando con León en la primera y segunda, pero cambiando orden, mientras que en la pasada campaña era el Bóer con Chinandega los que peleaban, sin perder de vista el primer lugar, que ocupaba León, que le sacaba 2.5 juegos a los chinandeganos.

Por tan pequeñas diferencias, vimos cómo leones y Fieras se tumbaron entre sí, y el Bóer le ganó la batalla a los chinandeganos, que casualmente ahora tratan de descontar una diferencia mayor, que es de cuatro juegos y medio, difícil, pero no imposible de superar. Para el fin de año, las Fieras realizarán cinco partidos, de ellos cuatro contra el León, que lleva racha de nueve derrotas seguidas, todo un récord negativo, en tanto Chinandega hará cuatro juegos, tres contra el Bóer.

Hoy, Chinandega busca un triunfo ante León en León, que combinado con una posible victoria del Bóer en Masaya, los acercaría a tres juegos y medio, que intentarían mantener, para decidir en los tres desafíos que tendrán con los masayas del 4 al 6 de enero.

Y mientras se dilucida la competencia, se verá cómo se resuelven los principales lideratos del Campeonato... Uno de los que se espera atractivo es el que protagonicen Manuel Mejía y Ofilio Castro por el cetro de bateo… Mejía batea .358 y Ofilio .356, quedándoles todavía unos 13 partidos para saber quién se queda con el banderín, con la ventaja de Mejía que este fin de semana puede estar en la final, sin la presión que tendrán los masayas. El tercer mejor al bate es Danilo Sotelo, con .319, bastante lejos de la lucha.

Por lo visto, será difícil ver a un jonronero de más de diez cuadrangulares, por lo que el récord de Michel Abreu (14) estará tranquilo. Luke Gorsett apenas tiene seis, y con cinco están Clyde Williams, Jimmy Hurst y Ofilio.

Juan Figueroa y Diego Sandino se lanzarán a la conquista del liderato y nuevo récord de triunfos… Ambos están con ocho, y cada uno podría tener unas tres aperturas más en los próximos 19 días. El récord lo tiene Julio César Ráudez, con 10. Ya hay récords en la Liga, como los de Travis Ezi, en bases robadas (15) y triples (4), Juan Figueroa con dos juegos completos, y Miguel Pérez ya tiene un récord más, que es el de dobles permitidos con 19, superando los 17 que tenían Devern Hansack y Julio César Villalón.

Difícil será que Figueroa ponche a 47 en lo que resta de la temporada para alcanzar los 99 de Miguel Pérez en 2005, pero sí estamos pendientes de dos dobles más de Danilo Sotelo para alcanzar los 16 de Clyde Williams, ó cinco anotadas más de Ofilio para empatar las 42 de Bárbaro Cañizares en 2006.

Si William Juárez continúa mal, podría presionar las 42 carreras permitidas de Cairo Murillo en 2005. Juárez permite 35 carreras, de las cuales 29 son limpias, y también está cerca del récord de ese departamento, que es de Maikel Ninemger, que con el Bóer en 2006, permitió 35 limpias. El Bóer, con 29 triunfos y 12 reveses, promediando .707, está a cinco triunfos de empatar el récord de ganados para un equipo en una temporada, que es de Chinandega en 2006.