•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A sus 39 años, el costarricense Alejandro “Mandarina” Solano mostró la madrugada del domingo, en el Chamán Bar, que todavía tiene muchísimo que dar en las artes marciales mixtas (AMM). El tico destrozó y minimizó al nicaragüense Leonardo “Chimmy” Morales, quien sucumbió por nocaut en el tercer asalto, sufriendo la derrota más dura de su carrera.

El problema no es solo el revés, preocupa la manera en que perdió la máxima figura del AMM en Nicaragua. Solano, literalmente le dio una paliza a “Chimmy”, le pasó por encima como un tren arrollador. “Mandarina” fue superior arriba y en el piso del octágono. En el terreno que quiso pelear Leonardo allí fue mejor Alejandro.   

El único round en el que “Chimmy” hizo bien las cosas fue el primero. Morales peleando a la distancia conectó algunas patadas sin ser un blanco fijo para Solano, acostumbrado a buscar a sus rivales para embestirlos y acabarlos de forma grosera. Pero en ese asalto, el tico le conectó una izquierda, anunciando lo que vendría en los siguientes minutos del enfrentamiento.

Fue entonces que en el segundo asalto, Solano salió con todo. Se metió al terreno que le gusta a “Chimmy”, peleando en corto, combinando las patadas. Alejandro castigó a Leonardo sin misericordia, lo arrinconó contra la malla, pegándole golpes de todo tipo, rectos de derecha e izquierda al rostro y combinaba su castigo con rodillazos al estilo de Muay Thai. El árbitro perfectamente pudo parar el combate, no obstante, permitió demasiados bombazos.
En el tercero, Mandarina se salió de una llave de Morales en el piso y lo puso de espalda. Estando encima del nica le pegó puñetazos. “Chimmy” no respondió y ahora sí, el árbitro le puso punto final a un pleito desigualado. Morales cometió un error aceptando un enfrentamiento con un rival tan difícil cuando tenía más de 1 año sin subir a un octágono. 

“Si Leonardo ha estado en actividad esto no hubiese sucedido”, dijo Solano con un tono de humildad exuberante. “Esta será mi última pelea en AMM”, agregó, anunciando su retiro, aunque dejó abierta la posibilidad de realizar un combate más. “Si ustedes desean que vuelva y me dan la oportunidad, pelearé. Nicaragua es un pueblo maravilloso”.

Morales es el segundo peleador nica que derrota Solano, en este año. El primero fue Yasser “Ak-47” Castillo.