•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 2017 será recordado como un año irregular para el boxeo nacional y como un ciclo de más tristezas que alegrías. Desde el asalto a Román “Chocolatito” González en marzo en la primera pelea contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai hasta la opaca actuación de la selección de boxeo en los XI Juegos Deportivos Centroamericanos Managua 2017, han sido más las tragedias que las buenas noticias. Tanto así que, desde el despojo a Román, el pugilismo nicaragüense ha permanecido sin un campeón mundial. La última esperanza está puesta en Carlos “Chocorroncito” Buitrago, quien disputará el título del mundo el último día del año.

Les presentamos un recorrido por las notas buenas y negativas del boxeo nicaragüense a lo largo de este 2017. “Carlos “Chocorroncito” Buitrago.

Despojo al “Chocolatito”

El 18 de marzo Román González realizó una pelea heroica ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, recuperándose de una caída en el primer round y fajándose bravamente pese a dos cortes en la cabeza, sin embargo, ante el asombro de todos, incluso los grandes especialistas de boxeo, los jueces lo vieron perder por decisión mayoritaria, despojándolo del título de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y consecuentemente de su invicto y de su puesto en la cima del ranking de los mejores libras por libra del mundo.

Román cae dos veces

El 9 de septiembre, exactamente 34 años después de que Alexis Argüello cayera por segunda vez ante el imponente Aaron Pryor, Román González cayó por vez número dos ante Rungvisai. En esta ocasión no hubo intervención de los jueces, pues el tailandés noqueó de forma contundente en el cuarto asalto a un “Chocolatito” irreconocible. En ese fatal cuarto episodio, el nicaragüense fue derrumbado dos veces de forma estrepitosa  y tras la segunda caída decidió no levantarse. No había discusión, el mito de su invencibilidad había sido roto. Desde entonces, todo sobre él tiene más de incertidumbre que de certeza. 

Boxeo amateur no convence

En los XI Juegos Deportivos Centroamericanos Managua 2017 la selección de boxeo conquistó seis medallas de oro y se ubicó en la cima del medallero de esta disciplina deportiva, un logro meritorio aunque no garante de calidad. El resultado puede ser engañoso, tal y como han coincidido muchos colegas que siguen el boxeo muy de cerca. El hecho de que cuatro de los ocho nicas en las finales ya estaban “sembrados” en esa instancia y la falta de técnica mostrada por la mayoría de ellos en sus combates son señales inequívocas de que las cosas no están bien. Se necesita entonces un proceso de autoevaluación, en el que los dirigentes pongan a un lado ese afán resultadista y se enfoquen en la formación de púgiles con más técnica, algo que podría lograrse, como dice Haxel Murillo, volviendo la mirada al boxeo infantil.   

En medio de todo esto, sería injusto no destacar la entrega y bravura de Ángel Jarquín, Nelson Díaz, Jeffrey González, Dirk Wells, Elki Chacón y Scarleth Ojeda, los nicas ganadores de oro en los Centroamericanos. 

“Gemelos” se destacan

Félix “El Gemelo” Alvarado tuvo un año destacable. El 15 de octubre noqueó de forma categórica en tres asaltos al tailandés Fahlan Sakkreerin Jr., triunfo que lo dejó a las puertas de retar al filipino Milán Melindo por el título de las 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Durante este 2017, Alvarado acumuló un total de seis triunfos, todos por nocaut, en el mismo número de combates. Si bien es cierto se criticó la calidad de sus primeros cinco rivales del año, a los que acabó en el primer asalto, Félix dejó constancia de su buen momento venciendo al púgil tailandés. Ahora permanece a la espera de la oportunidad para alcanzar la cima.

Por su parte, René Alvarado también brilló consiguiendo salir con las manos alzadas en los cuatro combates que realizó dos de ellos en Estados Unidos. La victoria de más resonancia fue la del pasado 9 de diciembre contra el ruso Denis Shafikov, ante quien no llegaba como favorito. Este triunfo representa un paso importante para René, cuya carrera es manejada por Golden Boy Promotions. 

 “Gallito” se gana un chance

Byron el “Gallito Rojas”, exmonarca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en las 105 libras, ganó los seis combates que realizó durante el 2017, consiguiendo ser ubicado como el rival mandatorio del campeón CP Freshmart, el mismo que en junio del 2016 lo derrotó y le arrebató el título que meses antes había obtenido venciendo sorpresivamente a Hekkie Budler.

“Chocorroncito”, la última esperanza

Desde que Román González fue despojado del título de las 115 libras del CMB, Nicaragua acumula nueve meses sin tener a un vigente campeón mundial. La última esperanza está depositada en la figura de “Carlos “Chocorroncito” Buitrago, quien el próximo 31 de diciembre le disputará la corona de los 105 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) a Hiroto Kyoguchi, un talentoso peleador japonés con récord profesional de 8-0. Está en los puños de Buitrago que el irregular año del boxeo nacional termine con la conquista de una corona mundial.