•  |
  •  |
  • END

EL PAIS
El Milán ya se está cubriendo las espaldas ante la inminente salida de Kaká al Real Madrid. A pesar de la nueva declaración de amor eterno del brasileño, los rectores del club rossonero asumen su marcha junto a Florentino Pérez, aunque el ex presidente aún no ha anunciado que se presenta a las elecciones, y ya están planificando en quién invertir los 60 millones que, como adelantó AS el pasado miércoles, recibirán de la entidad madridista. Pues bien, el relevo de Kaká ya tiene nombre y apellidos: Emmanuel Adebayor, delantero del Arsenal de 25 años.

El Milán tiene en mente utilizar gran parte del dinero que se embolsaría por la venta del brasileño en hacerse con los servicios del togolés. El pasado verano, tras marcar 24 goles en 36 partidos, estuvo a un paso de vestirse de rojinegro, pero las altas pretensiones de los ingleses (40 millones) truncaron la operación y el jugador acabó renovando hasta 2012. En esta ocasión, la ofensiva milanista será más dura y parece que el capítulo tendrá otro final. Esta tesis es la que se mantiene en Italia. Así, según publica Tuttosport, el Milán se lanzará con una primera propuesta de 30 millones de euros. La competencia no será pequeña, ya que clubes como el Barcelona llevan tiempo siguiendo al jugador. Pero Galliani y compañía tienen decidido echar el resto por Adebayor y no dudarán en subir la oferta si la situación lo requiere. Se le considera el compañero ideal de Pato en el ataque y por dinero no va a ser...

Mexés

El proceso de renovación no se detendría en Adebayor. Tal y como apunta el rotativo italiano, Galliani reforzaría la defensa con el internacional francés Philippe Mexés. El central del Roma, de 27 años, le costaría alrededor de 16 millones de euros.

Además, para ocupar el sitio de Kaká, en los planes del Milán está repescar a Yoann Gourcuff, su pequeño Zidane (así es como apodan a este jugador de 22 años) que tiene cedido en el Girondins de Burdeos y cuajando una espectacular temporada. Aún sobraría dinero, que el Milán destinaría a engordar sus famélicas arcas. Por eso, a pesar de que Galliani no se cansa de asegurar que Kaká no está en venta y que no se moverá de Milán, lo cierto es que está dispuesto a traspasarlo.

Crisis

El club necesita dinero y la salida del brasileño aliviaría este bache económico agudizado por el desembolso anual en fichas de muchos jugadores, entre ellos la del 22 del Milán. La entidad rossonera paga a su plantilla alrededor de 120 millones anuales. En ese sentido, la política que va a seguir el presidente Silvio Berlusconi, cansado de poner dinero, es de austeridad. Así lo confirmó el propio Galliani hace semanas: “Hay que dar mayor espacio a los jóvenes en este periodo de crisis económica”.

Este es el motivo por el que el Milán se ha decantado por dejar marchar a Kaká, de 27 años, y no a Pato, de 19, las dos opciones de venta que han manejado sus dirigentes. El precio de salida que le han puesto al fantasista brasileño es de 85 millones de euros, aunque Florentino Pérez ya ha comunicado al Milán que, como máximo, pondría sobre la mesa 60. Así pues, el acuerdo se podría cerrar entre 60 y 70 millones. Un gran montante económico con el que ya están contando en Italia para planificar el próximo Milán, el primero de la era post-Kaká...

El crack niega contactos

El Milán, por su parte, cierra filas en torno a su estrella. Leonardo, ex futbolista rossoneri y actual director técnico del club, habló ayer en la web milanista: “Ricky ha demostrado tantas veces que quiere quedarse aquí... Siempre repite que ésa es su voluntad”. Una opinión que comparte el vestuario. Kaladze salió en defensa del brasileño: “La vida no es sólo el dinero, hay otras cosas importantes”.

El crack habló sobre su futuro en La Gazzeta dello Sport: “No he tenido contactos con el Madrid, nadie se me ha acercado y ya he declarado mi voluntad de estar en el Milán para toda la vida. Comienza a ser una historia aburrida. Demostré que quiero quedarme. Hubo dudas cuando llegó el Manchester City, pero se tomó una decisión y ahora, insisto, ni he contactado ni he alcanzado un acuerdo con nadie”.