•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su primera experiencia internacional, Alexander “Popeye” Mejía (8-0, 4 nocauts) está enfocado en sorprender en Osaka, Japón. La madrugada de este domingo, el nica enfrentará al nipón Hiroshige Osawa, un peleador de 32 victorias (19 nocauts), 4 derrotas y 4 empates, que subirá al ring como favorito, no obstante tendrá que lidiar con la fogosidad e insistencia de un peleador bravo y aguerrido como “Popeye”.

Al margen del resultado, la garantía con Mejía es que se va a entregar al máximo y brindará un espectáculo. Lo primordial es tomar la iniciativa y tirar golpes como una locomotora, solo así se puede aspirar a quebrar los pronósticos en contra y sorprender en territorio enemigo. No habrá título en juego, pero el nica expondrá su invicto y en sus manos tendrá la oportunidad de adjudicarse un triunfo que le dé un impulso tangible a su carrera.

“Me siento motivado para ganar, gracias a Dios me siento muy fuerte, orgulloso de representar a Nicaragua aquí en Japón. He mirado al japonés, es un peleador exigente, pero a mí me gusta ir encima, voy a golpearlo fuerte al cuerpo para bajarle las condiciones físicas”, dijo Popeye, quien hoy subirá a la báscula con la misión de marcar 126 libras, un peso que no es problema para él.

“Mi postura será ir al frente. Buscaré la victoria, haré lo mismo que con Abelino Cáceres y Ramiro Blanco. Lo quiero presionar, fajarme con él. Se va a topar con un boxeador que asfixia mucho”, agregó Mejía con una confianza que contagia al más incrédulo.