•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El legado de Roberto Clemente es insuperable, aunque muchos latinos le saquen ventaja en números, y su figura intocable. El próximo 31 de diciembre, el astro boricua cumple 45 años de haber fallecido en un accidente aéreo, trayendo ayuda a nuestro país, afectado por el terremoto. 

Clemente no es el latino más jonronero de todos los tiempos, ese título es de Alex Rodríguez con 696.

No tiene el promedio más alto de por vida, ni de empujadas, ni de carreras, ni dobles, ni nada, excepto que su título de heroísmo es exclusivo.

Roberto puede ser el latino más completo de todos los tiempos; nadie corría tan especial, su brazo era una RPG7, su alocado bate desmenuzaba lanzadores y tenía el punch para perder la de cuero.

Iván Rodríguez ganó 13 guantes de oro como receptor, Clemente 12.

Tres latinos tienen más hits de por vida que Clemente (3,000), Rodríguez, Rod Carew y Adrián Beltre.

Clemente ganó 4 títulos de bateo, pero el panameño Rod Carew conquistó 7.

El promedio más alto de Roberto en una temporada fue de .357, pero Carew llegó a batear .388.

¿Y Quién es el latino con más jonrones en una temporada?. Sammy Sosa 66.

Bueno, Clemente ganó dos títulos de MVP, pero Albert Pujols y Alex Rodríguez tres cada uno.

Alex tiene el récord de más empujadas en un juego para un latino con 10, además tuvo 13 años seguidos de 30 jonrones y 100 empujadas, y 14 de 100 remolques  en años consecutivos.

Clemente es inigualable

Manny Ramírez empujó 165 carreras en 1999 y la máxima de Clemente fue de 119; nunca ganó un titulo de empujadas.

Carlos Delgado 4 jonrones en un juego al igual que J. D. Martínez. El dominicano Fernando Tatis disparó dos jonrones con bases llenas en una misma entrada

Carlos Baerga y Kendry Morales sumaron dos jonrones en el mismo episodio pero uno a la zurda y otro a la derecha.

Benito Santiago fue novato del año y logró 34 juegos seguidos bateando de hit, pero la marca de un latino es del dominicano Luis Castillo con 35.

Clemente no ganó el premio de novato del año, pero la lista de latinos es inmensa: Luis Aparicio, Tony Oliva, Rod Carew, Alfredo Griffin, Oswaldo Guillén, José Canseco, Sandy Alomar, Carlos Beltrán, Angel Berroa, Orlando Cepeda, Raúl Mondesí, Santiago,  Rafael Furcal, Pujols, Hanley Ramírez,  Geovanny Soto, Neftali Feliz, José Abreu y Carlos Correa.

Nadie se atreve a decir que uno de ellos es como, se parece o respira como Clemente.

Un día dijeron que Vladimir Guerrero era el próximo Clemente y también se enfocaron en Juan Igor González, pero ese puesto no se alcanza con números, se conquista con carisma, grandeza y herencia. Con un acto como el suyo.

A comienzos de los ochenta, un periodista de San Luis creo que Rick Hummel escribió que David Green podía ser el próximo Roberto porque Whitey Herzog lo había dicho.

Todos son mejores que Clemente, pero ninguno tiene su estatua, ni su recuerdo. Es posible que nunca nacerá. La eternidad de Clemente es inigualable.