•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Milagrosamente, Carlos “El Chocorroncito” Buitrago pasó de 110 libras a 107.4 de domingo a lunes. Así viajó desde Miami a Japón, donde aterrizó este martes en la madrugada. El hecho de irse cerca del peso fue un impulso anímico para el pugilista del barrio Andrés Castro, quien ha vivido la última semana y media con un suplicio terrible en el descenso a las 105, categoría en la que combatirá este domingo contra Hiroto Kyoguchi por el título mínimo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Aquí en Nicaragua había una preocupación importante en el ambiente boxístico por el tema del peso. Recibí llamadas de dirigentes, mensajes de boxeadores, y he escuchado distintas opiniones sobre ese tema. Algunos no creen que Carlos dará el peso (ayer amaneció en 108.2 sin entrenarse). Otros me hablaron de la recuperación y ese es el punto central de esta columna.

Creo que usted al igual que yo se ha hecho la misma pregunta ¿Podrá el cuerpo de Buitrago recuperarse después del desgaste de marcar 105 libras? Hice un sondeo con colegas y apoderados y me externaron que veían complicado que Carlos pueda subir al ring al 100% el domingo. El argumento principal es que el muchacho pagará la factura de casi 2 años sin marcar esa categoría y el segundo punto que señalaban es que el pugilista desde hace tiempo ya no es un peso mínimo, es decir que debió subir a 108 o 112, categorías en las que ha mostrado una óptima recuperación.

Pero las opiniones no siempre suelen cumplirse aunque sea lo lógico. No sabemos cómo va a responder el físico de Buitrago de sábado a domingo. ¿Se imaginan que su cuerpo se recuperar satisfactoriamente a pesar del desgaste? Sería estupendo, pero habrá que esperar. 

Hay un antecedente sobre Carlos en este tema de la recuperación. A finales de febrero del 2015, a Buitrago le ofrecen un combate para el 20 de marzo en México contra el excampeón mundial Mario “El Dragoncito” Rodríguez. “Chocorroncito” tuvo 20 días para descender desde 128 libras a las 105. Cumplió con el peso y al igual que hoy se creyó que no iba a poder recuperarse del bajón físico, no obstante, sucedió un milagro, el púgil brindó una de las mejores presentaciones de su carrera, caminó toda la ruta y triunfó por decisión unánime.

¿Y si se recupera?

Si el cuerpo de Buitrago reacciona bien y logra recuperarse satisfactoriamente, pasaríamos a una segunda pregunta: ¿Esta vez tirará golpes? Esa ha sido la gran deuda de Buitrago en dos de sus tres combates de título mundial. Contra el tailandés CP Freshmart se guardó las manos, dependiendo excesivamente del jab de izquierda sin ejecutar su excelente gama de combinaciones. Desapareció el cruzado y el gancho de izquierda y el recto de derecha brilló por su ausencia.

Soy de los que creen que si Buitrago suelta las manos y se olvida de esos complejos mentales, es un peleador que puede derrotar a cualquiera. Técnicamente es extraordinario, no obstante, tiene que explotar en los momentos importantes. Si el domingo su cuerpo está al 100% y logra desplegar su boxeo en el ring, estoy convencido que Nicaragua amanecerá con un nuevo campeón mundial.