•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 2018 será el año clave para el futuro de Román “Chocolatito” González. Aunque suene exagerado, podemos estar ante los últimos 12 meses de la carrera de uno de los mejores boxeadores en la historia de Latinoamérica, el púgil más gigante de los pesos pequeños y el único capaz de conquistar cuatro coronas en Nicaragua, superando al legendario Alexis Argüello.

Pero si se habla de retiro también habrá que decir que puede ser el año de la resurrección de Román o la postergación de su estadía en el ring para continuar engrandeciendo su leyenda. ¿De qué dependerá su continuidad? Primero de los resultados y segundo de cómo se muestre. El equipo de trabajo de González tiene un reto mayúsculo, estará a prueba y tendrá la responsabilidad de hacer los movimientos correctos para devolver a González al pináculo del boxeo.

¿Hará pleito de preparación?

Una de las grandes incógnitas es ver si Román, finalmente, tiene un combate fácil que le sirva para recobrar la confianza antes de regresar a los escenarios grandes. Descartado para la cartelera de febrero en Los Ángeles, donde Juan Francisco “El Gallo” Estrada enfrentará al peligroso tailandés Srisaket Sor Rungvisai, verdugo del “Chocolatito” por el título supermosca del CMB, González tiene el tiempo suficiente para entrenar y pelear a finales de febrero o principios de marzo.

No obstante, Román podría decidir no realizar ninguna pelea de preparación e ir directamente a un combate de título mundial, posiblemente el 5 de mayo en Las Vegas, donde todo hace indicar que el kazajo Gennady Golovkin y el mexicano Saúl “El Canelo” Álvarez protagonizarán su segundo enfrentamiento. Esa es la opción que suena más fuerte para González, quien con chasquear los dedos, si quiere, retaría al inglés Khalid Yafai por el título 115 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Revancha con “El Gallito”

Aunque Román es el retador número 1 a la corona de Yafai, gracias al súper detalle que tuvo Gilberto Mendoza de la AMB al colocarlo en ese puesto, el nica es consciente que una pelea con una bolsa mayúscula la puede garantizar con Juan Francisco “El Gallo” Estrada. Esa revancha con el mexicano se podría dar en el 2018, pero estará en dependencia del resultado que obtenga contra Sor Rungvisai el 24 de febrero en el Forum de Inglewood.

Si Estrada quita del camino al tailandés y se convierte en campeón mundial, una revancha con Román vuelve a tener un valor inmenso y les garantizaría a ambos una bolsa importante. Un triunfo del “Gallo” podría sacar a Román del cartel de Las Vegas, para que ambos protagonicen la estelar en una hipotética “Superfly 3”. No obstante, no sería descabellado que nica y azteca sean semiestelares de Golovkin y Canelo. La baraja de las posibilidades está abierta.

Perder es decir adiós

La única certeza que se puede tener sobre Román en el 2018, es que si pierde otra pelea importante, prácticamente sería su adiós definitivo al boxeo. El camino más viable para volver a ser campeón según la lógica es enfrentar a Yafai, pero cuando se han ganado cuatro títulos, acumulando la grandeza suficiente para garantizar un boleto directo al Salón de la Fama, lo importante es buscar bolsas jugosas que aseguren el futuro financiero de González.

Y esas bolsas gigantescas se pueden obtener solamente con rivales de nombre como Estrada, Naoya Inoue, o el mismo Sor Rungvisai, quien de ganarle a Juan Francisco, probablemente, decida defender su corona en Tailandia dos veces, lo que le representaría mucho dinero ante rivales menos exigentes sin tener la obligación de exponer su cinturón obligatoriamente en Estados Unidos, pues si vence al mexicano estaría cumpliendo su combate mandatorio.

El manejo que le den a Román será la clave para la resurrección de una carrera que ha sido fulgurante o el adiós definitivo de la leyenda, a sus 31 años. En el 2018, González se lo jugará todo. El tiempo dirá si esas dos derrotas contra Sor Rungvisai en marzo y septiembre del 2017, causaron un daño irreversible en el aspecto mental y físico del tetracampeón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus