•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los últimos días del año se han hecho eternos para Carlos “Chocorroncito” Buitrago. Se levanta a las 5:00 a.m., chequea como está el peso, luego desayuna algo ligero como una ensalada, y regresa a la cama a seguir descansando. A las 10, sale del hotel para irse al gimnasio Wantanabe Boxing en Japón, donde hace un poco de sombra, golpea la mascota, el saco y salta la cuerda, eso sí, sin meterle demasiada intensidad al asunto. La intención es solamente soltar el cuerpo y mantenerse cerca de las 105. 

Desde Japón, Buitrago está al tanto de todo lo que se dice sobre las dudas que generan los dos años que acumula sin marcar las 105 libras. El púgil sonríe y exclama: “tengo el peso controlado, además, me siento fuerte”. También aclara que la recuperación no será un problema. “Tengo el tiempo suficiente para alimentarme de la forma correcta y subir al ring en óptimas condiciones”.

Hasta ayer, Buitrago no había tenido la oportunidad de ver a su rival, el japonés Hiroto Kyoguchi, campeón 105 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). A sus oídos llegó el rumor de que el monarca está batallando con el peso. “Tiene que marcar 108 libras en el prepesaje de la FIB, Kyoguchi está frustrado”, asegura “Chocorroncito”, quien afirmó que será el encargado de llevar las riendas del combate. “Espero que cumpla lo que dice, que se faje, me gusta eso, lleva las de perder”, agrega. 

¿Cómo te sentís a dos días del combate contra Hiroto Kyoguchi?

A pesar de estar en la última etapa, cuando el atleta está desgastado, y hay desánimo, me siento bien, físicamente, estoy fuerte, pero nunca olvido darle la gloria a Dios, porque me ha sostenido.

Ha habido cierta preocupación con el peso ¿Te sentís más desgastado esta vez comparado con otras peleas?

Siento que trabajé lo suficiente durante dos meses en Estados Unidos, esta es la recompensa, estar cerca del peso.

¿Cómo vas a manejar el aspecto de la recuperación? ¿Eso te tiene preocupado?

El pesaje es el sábado a mediodía. El reglamento de la FIB dice que no debo pesar menos de 105 libras el día de la pelea. Para recuperarme tengo un buen almuerzo y una buena cena el sábado, en esos dos tiempos no voy a dar más de 115. El domingo me pesarán a las 8:00 a.m. Después de eso desayunaré y almorzaré fuerte, tendré tiempo para saber alimentarme bien e hidratarme. 

Mi papá (entrenador) está trabajando con un preparador físico como el Moro, quien es graduado en Rusia, él sabe cómo recuperar a un peleador. No hay motivo por qué preocuparse sobre mi recuperación.

¿En qué peso vas a subir el día del combate?

En 116 libras, lo veo bien, porque podré mantener mi velocidad y agilidad en el ring. 

¿Cómo has tomado que Kyoguchi no quiere verte?

Me da lo mismo. No quiere verme porque está frustrado. Aquí en Japón se corre el rumor de que tiene sobrepeso. Tiene que trabajar mucho para bajar tres libras y marcar mañana (hoy) 108 libras en el prepesaje de la FIB.

¿Se te ha pasado por la mente que esta pelea puede terminar por nocaut?

Estamos preparados para los 12 asaltos, si el nocaut sale sería una bendición de Dios. Los nocauts que he propinado son en los primeros tres asaltos. Voy a buscar la pelea porque soy el retador, llevaré el tren de la pelea. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus