•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El japonés Naoya Inoue cumplió ayer ante la báscula, en el que podría ser su último pesaje en la división de los Supermoscas, al registrar las 115 libras permitidas para defender el cetro de la Organización Mundial de Boxeo, la noche de este sábado, ante el francés Yoan Boyeaux en una doble cartelera de título mundial.

En la pelea coestelar, el campeón Ken Shiro, titular Minimosca del Consejo Mundial de Boxeo, expondrá por segunda ocasión el fajín verde y oro ante el panameño Gilberto Pedroza, en una de las cinco peleas titulares que se realizarán este fin de semana en suelo nipón, antes de cerrar el 2017.

En la báscula, Inoue registró las 115 libras citadas, mientras que Boyeaux pesó 113.5 libras, dando una ventaja notable para el bicampeón del mundo, que dejó ver que en 2018 tratará de conquistar el fajín Gallo del orbe, y solo hay tres campeones en la actualidad con Luis Nery, Ryan Burnett y Zolani Tete.

Inoue es un peleador que ha gustado en el mundo boxístico por su estilo espectacular de combate y la precisión de sus envíos dentro del ensogado hasta colarse en algunos rankings internacionales como uno de los mejores 10 libra por libra. Tiene marca perfecta de 14-0 y hay que sumarle a ello 12 nocauts.

Boyeaux llegará con foja de 41-4 y 26 nocauts, no es ningún improvisado pero muy pocos esperan que pueda dar la sorpresa en el País del Sol Naciente. El francés llegará con 31 peleas sin derrota pero ninguno de sus enemigos se ha acercado a la calidad del japonés que tendrá enfrente.

Para la semifinal, Shiro tratará de confirmar su buen momento, luego de exponer exitosamente ante el mexicano Pedro Guevara. El campeón Minimosca CMB llega a la pelea con marca de 11-0 y 5 nocauts, mientras que el panameño Gilberto Pedroza, que acaba de ganar por decisión dividida al mexicano Saúl Juárez, lo hará con 18-3-2 y 8 nocauts.

En la ceremonia de pesaje, Shiro registró 107.25 libras y Pedroza marcó 107.5 libras, ambos por debajo de las 108 que exige el reglamento. Para esta pelea también Shiro es favorito para quedarse con la faja, así que cualquier otro resultado podría ser una de las sorpresas más notables del año.