•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En cuatro ocasiones derribó el japonés Naoya Inoue al francés Yoan Boyeaux antes de noquearlo en tres episodios y defender, de acuerdo con lo anunciado este sábado, por última ocasión el cetro Supermosca de la Organización Mundial de Boxeo antes de invadir el peso Gallo.

Inoue, ante una buena entrada en el Bunka Gym de Yokohama, logró su séptimo nocaut en ocho oportunidades en la categoría de las 115 libras, y cerró con su séptima defensa exitosa un 2017 en el que noqueó a sus tres enemigos, pues antes del francés Boyeaux había dominado al mexicano Ricardo Rodríguez y también al estadounidense de sangre boricua, Antonio Nieves.

Boyeaux, que dejó su marca de 41-5 y 26 nocauts, intentó al inicio de la pelea marcar el ritmo con el jab, pero apenas le metieron el primer gancho de izquierda tuvo que cambiar la historia al escapar literalmente de esa peligrosa mano del campeón del mundo. Inoue, que mejoró a 15-0 con 13 nocauts, le mandó a la lona al final del primero con un gancho al rostro sin embargo al enemigo le salvó la campana.

En el segundo estuvo castigando fuerte a las zonas blandas y en el tercero le mandó tres veces contra el tapiz con sendos ganchos al hígado antes de que el réferi Raúl Caíz Jr. detuviera el pleito al minuto con 40 segundos sin realizar el último conteo.

Subirá de peso

Inoue invadirá ahora las 118 libras en donde podría encontrarse con el ganador de la pelea entre el mexicano Luis Nery y el japonés Shinsuke Yamanaka, o incluso ir por el africano Zolani Tete o buscar al dos veces campeón Gallo Ryan Burnett en una pelea también atractiva.

En esta misma velada, el también nipón Ken Shiro defendió con éxito el campeonato Minimosca del Consejo Mundial de Boxeo ante el panameño Gilberto Pedroza en una sólida exhibición del titular de las 108 libras que expuso por segunda ocasión el fajín verde y oro que ganó al mexicano Ganigan López.

Shiro mandó a la lona en el cuarto episodio a Pedroza, que se mantuvo muy agresivo pero muy poco efectivo en el desarrollo de la pelea, con una sólida combinación que obligó al tercero en el ring, Laurence Cole, a darle el conteo de protección, y cuando se puso en pie, nuevamente el campeón se fue con todo para obligar a la detención del duelo al minuto y 12 segundos. Shiro mejoró su andar profesional a 12-0 con seis nocauts, mientras que Pedroza se estancó con 18-4-2 y ocho nocauts.