•   Australia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El suizo, Roger Federer, número 2 mundial, dio inicio a su temporada de 2018 este sábado con buenas sensaciones, consiguiendo dos victorias (individual y dobles mixtos) para su país sobre Japón en la Copa Hopman, la competición por equipos mixtos que se disputa en Perth (Australia).

Federer empezó derrotando a Yuichi Sugita (N.69) por 6-4 y 6-3. Después se impuso asociado con su compatriota Belinda Bencic (N.74) a Sugita y a la japonesa Naomi Osaka (N.68) por 2-4, 4-1 y 4-3 (5/1), en sets disputados en un formato reducido. Suiza ganó 3-0 a Japón, ya que Benic había vencido 7-5 y 6-3 a Osaka en el partido individual femenino.

Mientras que sus principales rivales (Rafael Nadal, Novak Djokovic o incluso Andy Murray) empezarán el año con algún tipo de secuelas de lesiones que sufrieron en 2017, Federer parece en forma a sus 36 años. “Los años pasan y hago algunos ajustes en mi juego, pero sigo teniendo la impresión de jugar bien. Espero que esto dure todavía mucho tiempo”, declaró al público de Perth, el ganador de 19 torneos del Grand Slam.

En su partido de individuales estuvo muy sólido y quebró en tres ocasiones el saque de Sugita. En el partido de dobles mixtos, con la victoria suiza ya segura por el 2-0 provisional logrado en los individuales, se divirtió junto a Bencic, liberado de presión.

“Creo que ha progresado un poquito respecto al año pasado”, bromeó Bencic al hablar del nivel de su ilustre compañero de equipo, que en 2017 realizó un año espectacular, con dos títulos del Grand Slam (Abierto de Australia y Wimbledon).

La Suiza de Federer, que aspira a una segunda Copa Hopman después de la conseguida en 2000 entonces con Martina Hingis como compañera, se enfrentará el martes a Rusia y luego a Estados Unidos el jueves. Rusos y estadounidenses se enfrentaron también este sábado: gracias a Coco Vandeweghe (N.10) y a Jack Sock (N.8), ganadores en los individuales, los norteamericanos se impusieron 2-1.

La Copa Hopman es una cita de exhibición por equipos mixtos que enfrenta a ocho países, divididos en dos grupos en la primera fase. Los primeros de cada llave se miden en la final.