•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El armador James Harden se lastimó el tendón de la corva izquierdo y no regresó después de irse en los finales del último cuarto en la victoria por 148-142, en doble tiempo extra, de los Houston Rockets sobre Los Ángeles Lakers.

Harden llegó cojeando y arrastrando su pierna izquierda con cuidado, después de que falló en una entrada a la canasta con 54 segundos por jugarse. El candidato a MVP de los Rockets abandonó el juego cuando faltaban 44 segundos para el final del tiempo y fue descartado por el equipo en el segundo tiempo extra. Harden marcó 40 puntos y dio 11 asistencias en una victoria que cortó una racha de cinco derrotas consecutivas.

Después, Harden tuvo una visible cojera mientras evitaba agravar la situación de su tendón de la corva izquierda mientras caminaba en el vestuario. Pero el guarda estaba de buen ánimo y gritaba: “¡Yeah, Tuck!” en el vestuario para reconocer la jugada decisiva de PJ Tucker en la victoria.

Harden dijo que sintió un tirón en el tendón de la corva mientras saltaba en busca de una bandeja. “Afortunadamente no es tan serio, solo un tirón en el muslo”, dijo un optimista Harden después. “Acabo de recibir un tratamiento en este momento y, con suerte, día a día, mejorará”. “Pero seré bueno”, agregó Harden. “[Fue preocupante] especialmente [cuando] no sabes lo que es o nunca lo has experimentado antes. Como si realmente no pudiera correr. Sí voy a jugar. Pero realmente no podía correr, así que regreso acá y veo lo que está pasando. Ya veremos. Creo que no jugaremos hasta el miércoles contra Orlando... Así que tengo un par de días”.