•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de la derrota dolorosa contra el japonés Hiroto Kyoguchi, el pasado domingo en Tokio, Carlos “Chocorroncito” Buitrago encontró consuelo, ayer, al aterrizar a Nicaragua y conocer a su hijo Josué Abraham, de 12 días de nacido. “No gané, pero él me da alegría”, dijo el púgil, quien inmediatamente habló sobre su cuarta oportunidad, pérdida de título mundial, y aseguró que seguirá siendo manejado por Ricardo Rizzo a nivel internacional.

Rizzo había dicho, el domingo, que no seguiría trabajando con Buitrago. “Carlos debe retirarse, no será campeón nunca”, señaló el concertador. No obstante, el lunes durante el viaje desde Tokio a Estados Unidos, peleador y manejador hablaron y acordaron en seguir trabajando, eso sí, Rizzo puso algunas condiciones. 

“La decisión es tuya si te retiras o continuas en el boxeo en 108 libras, pero te quiero ver entrenando seriamente. Si peleas en 108, te seguiré ayudando”, le dijo Rizzo a Buitrago en un video facilitado por el peleador a la prensa.  

Subirá a 108 libras

“En Chicago hablé con don Ricardo, me dijo que él está dispuesto a apoyarme, siempre y cuando entrene a conciencia y suba de categoría. En 108 me veré mejor, sinceramente las 105 es un sacrificio enorme, una tortura a mi cuerpo. Todas las condiciones que agarro al momento de la pelea se me van por la deshidratación”, dijo un Buitrago cabizbajo, reconociendo la superioridad de su rival. 

“En esta ocasión no tengo excusas, me preparé dos meses y medio en Miami, hice la mejor preparación de mi carrera, pero Kyoguchi fue mejor, más contundente, técnico, me superó. No me siento mal que hayan parado el combate (en el octavo asalto). Creo que soy un muchacho joven, puedo dar mucho en otra categoría (108 libras)”, agregó.

Buitrago señaló que descansará todo enero y volverá a los entrenamientos en febrero. “Ahorita lo que quiero es disfrutar a mi hijo, compartir con mi familia, creo que en un mes estaré regresando al gimnasio. Haré dos o tres peleas para clasificarme en alguno de los organismos y después buscar una nueva oportunidad. No voy a rendirme, Dios tiene algo bueno preparado para mí y sé que en 108 me veré de una mejor manera. Mucha gente puede tener razón de no creer en mí, lo importante es que yo crea en mí, seguiré luchando por ese título”, finalizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus