•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante la caída del rey de los pesos mínimos, Román “Chocolatito” González, el “Gemelo” Félix Alvarado asumió el trono del boxeo nicaragüense. Anoche, el comité ejecutivo de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop) escogió a Félix como el Mejor Peleador del 2017, su hermano René se quedó con el reconocimiento de pugilista destacado y Alexander “Popeye” Mejía fue el Prospecto del Año.

Además de esos tres reconocimientos, la comisión también seleccionó a lo mejor en las categorías: Pelea del año, Promotora del año, Entrenador del año, Escuela del año, Apoderado del año, Juez del año y por supuesto reconoció el trabajo de los periodistas en las categorías de prensa escrita, prensa televisiva, programa televisivo y prensa radial.

¿Por qué ganó Félix?

Basta ver el trabajo de Félix durante el 2017 para reconocer que su elección es más que merecida. Alvarado fue un huracán noqueador, ganó 6 combates, todos por la vía rápida y ante rivales extranjeros. Pero la verdadera prueba de fuego para Félix fue el 14 de octubre. Esta noche en el Puerto Salvador Allende noqueó al tailandés Fahlan Sakkreerin Jr., en el tercer asalto, ganándose el derecho a ser el retador mandatorio al título 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) que en ese momento le pertenecía al filipino Milan Melindo, pero que el pasado domingo pasó a las manos del japonés Ryoichi Taguchi, también monarca de la AMB.

Destacó René 

René también tuvo un trabajo fantástico para disputarle a su hermano es premio, pero al final se quedó con el reconocimiento de boxeador más destacado. Alvarado resucitó su carrera en el 2017, ganó cuatro de cinco enfrentamientos. De sus triunfos, dos fueron ante rivales extranjeros: le quitó el invicto al venezolano Róger Gutiérrez y cerró el año derrotando al ruso Denis Shafikov por decisión dividida, un resultado clave que lo podría catapultar a una pelea de título mundial en 2018. La única derrota de René fue ante el cubano Yuriorkis Gamboa.

“Popeye” estupendo 

Es cierto que Alexander “Popeye” Mejía perdió su invicto de forma injusta en Japón, no obstante, los dos títulos que ganó en 122 (Fedelatin de la AMB) y 126 libras (Fedecentro de la AMB), le hicieron merecedor del premio a Novato del Año.  Mejía ganó cuatro pleitos y perdió uno ante el nipón Hiroshige Osawa, pero su victoria más importante fue ante Ramiro Blanco en una tórrida batalla en la que se triunfó por decisión dividida, quedándose con el cetro Fedelatin. 

Otros reconocimientos  

Pelea del año

Cristofer González vs. Eliecer Quezada, fue en marzo 

Promotora del año

Nica Boxing de Pablo Osuna 

Novato del año

Daniel Mendoza

7-1 (2 KO)

Entrenador del año

Reynaldo Lara 

Escuela del año

Escuela la Grecia de Chinandega

Apoderado del año

Carlos Ruiz

*Reconocimiento especial para William Ramírez de WRAM Boxing. 

Juez del año

Silvio Ortiz 

Árbitro del año

Onofre Ramírez

Prensa Escrita

Haxel Rubén Murillo (El Nuevo Diario)

Prensa televisiva

Canal 6

Programa televisivo

Solo Boxeo de Fenner Mena (Canal 23)

Prensa radial

Ricardo Martínez (Radio El Pensamiento)

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus