•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Oficialmente, Guillermo Rigondeaux dejó de ser el ‘Súper’ campeón de la Asociación Mundial de Boxeo y por primera vez en poco más de siete años, el que alguna vez fuera considerado como candidato al número uno del ranking libra por libra se ha quedado sin una faja ecuménica.

Ya la AMB, cuya presidencia se trasladó en 2017 a Medellín, Colombia, había informado a Rigondeaux, que le daría permiso de pelear con Vasyl Lomachenko en peso súper pluma por el cetro de la Organización Mundial de Boxeo con la condición de que si ganaba, tendría algunos días para decidir su status, pero que si perdía, entonces dejaría de ser campeón de las 122 libras. Y sucedió lo segundo.

En el ranking publicado de manera reciente por la AMB, figura el estadounidense Daniel Román como campeón, y el mexicano Moisés Flores como campeón interino de peso súper gallo. De hecho, en esa misión de eliminar títulos se espera que el ganador de la pelea en febrero entre Román y Ryo Matsumoto se enfrente a Flores, para dejar a solo un monarca en la división.

Rigondeaux, de hecho, no aparece en las clasificaciones del organismo publicadas el último día del 2017, así que tocará ahora a Rigondeaux picar piedra en busca de una pelea titular tras haberse retirado en la pelea con Lomachenko, luego de seis episodios en Nueva York.

La última vez que Rigondeaux hizo una pelea sin un cinturón en juego, no necesariamente mundial, fue en agosto de 2010 cuando venció en Tijuana al siempre combativo mexicano José Ángel Beranza, desde entonces ganó el cetro interino Supergallo AMB ante Ricardo Córdoba, mismo que expuso ante Willie Casey.

Le dieron el campeonato regular a Rigo, cuando ganó a Rico Ramos y lo defendió con éxito ante Teon Kennedy y Roberto Marroquín antes de unificar con el cetro de la Organización Mundial de Boxeo al dominar a Nonito Donaire en 2013. Como campeón unificado expuso ante Joseph Agbeko en 2013 y ante Anusorn Yotjan y Hisashi Agamasa en 2014.

Pasó un largo tiempo antes de que Rigondeaux volviera al ring y eso le valió ser despojado del cetro OMB y también de la AMB. Disputó entonces el fajín internacional CMB ante Drian Francisco en 2015 y en 2016 recuperó la faja AMB al meter una apelación que ganó. Defendió entonces ante James Dickens y luego retuvo el cetro con un No Contest ante Moisés Flores, previo a la pelea con Lomachenko.

Rigondeaux, que cuenta de cualquier forma con un pasado sólido en el boxeo, podría quedarse ahora en las 126 libras para enfrentar a rivales de categoría como Óscar Valdez, Leo Santa Cruz, Ábner Mares, Carl Frampton o Lee Selby, pero de eso a que le den una oportunidad, quizá pase mucho tiempo antes de que ello suceda y con 37 años de edad, sabe el ‘Chacal’ que no hay muchas balas por usar en su andar profesional.