•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“La verdad no me interesa el rival al que deba enfrentarme”, dice Félix “El Gemelo” Alvarado en referencia a su combate por el título mundial de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). En la mente del nica estaba flotando el nombre de Milan Melindo, no obstante, el filipino perdió el cinturón ante el japonés Ryochi Taguchi el domingo, de manera que aunque la ecuación sigue siendo la misma, la estrategia y el enfoque de la preparación debe cambiar.

Félix es sincero, dice que no se ha tomado el tiempo de ver al japonés y aunque la suerte no ha estado de su lado pues una serie de situaciones ha pospuesto su oportunidad de título, la cual se ganó merecidamente derrotando al tailandés Fahlan Sakkreerin en una eliminatoria celebrada en el Puerto Salvador Allende en octubre del 2017, Alvarado está positivo, sobre todo contento porque ahora podría disputar no solo el cinturón de la FIB, sino también el de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en poder de Taguchi.

“Mi apoderado me garantizó que a mediados de año, posiblemente antes del 28 de julio, estaré peleando título mundial. Tengo que mantenerme positivo, la buena noticia es que podría pelear por los dos campeonatos (AMB y FIB). No obstante, también existe la posibilidad de que el japonés abandone el cinturón de la FIB, si eso sucede la situación cambia, queda vacante el cetro de la FIB y enfrentaría al boxeador que me sigue en el ranking”, dijo Alvarado.

El Gemelo regresará al ring el próximo 26 de enero, protagonizando el pleito estelar del evento que montará Nica Boxing, de Pablo Osuna y WRAM Boxing, de William Ramírez. Alvarado aclaró que su apoderado no pagó ni un centavo a la FIB para que el organismo le diera permiso de combatir. 

Contento con distinción

“La FIB me dio permiso de pelear sin ningún costo. Mi apoderado les planteó que yo no podía estar demasiado tiempo inactivo, entonces la FIB otorgó un permiso especial y es por eso que pude regresar al ring sin problemas. Eso que alguien dijo sobre que se debía pagar no es cierto. Si todo sale bien volvería en marzo y después estaría listo para el combate de título mundial”, explicó. 

La noche del martes, la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop), eligió al Gemelo como el Boxeador del Año 2017. La noticia fue una sorpresa para el boxeador, quien confesó estar emocionado por dicha distinción. “Me siento contento, es una gran noticia, he estado en varias ceremonias como invitado especial, a veces como galardonado, siempre veía a nuestro tetracampeón mundial Román González y me decía: ´Algún día quisiera recibir ese premio´”, finalizó.