•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El campeón del torneo Apertura 2015 del futbol nacional, la UNAN-Managua, está sumergida en una crisis y esto quedó evidenciado en el recién pasado torneo Apertura de Liga Primera, donde los universitarios, comandados por Edward Urroz, quedaron en zona de descenso, a tres puntos del último puesto de la tabla de posiciones, únicamente por encima del colero San Francisco FC, esto producto de solamente cuatro victorias, cuatro empates y 10 dolorosas derrotas para sumar 16 puntos.

Para el Clausura 2018, los académicos iniciaron un proceso de reestructuración que inició con la salida de Urroz por mutuo acuerdo. Según Wilber Altamirano, director deportivo de la UNAN-Managua “hubo un proceso de selección donde abrimos la convocatoria para que directores técnicos nacionales y extranjeros presentaran sus currículos para dirigir al club. Hubo 23 candidatos y entre todos esos solicitantes, escogimos a un entrenador uruguayo nacionalizado costarricense, de nombre Gabaret Avedissian Dermirdjian, conocido como Carlos, quien ya se encuentra en el país y desde hace dos semanas está trabajando con el club”. 

Gabaret ha dirigido desde 1994 iniciando en el club Sacachispas de Guatemala donde también dirigió a la selección mayor para el torneo de la Uncaf, pasó por Guanacaste de Costa Rica y Vida de Honduras. En 2009 fue el técnico de la selección femenina de Costa Rica, la cual salió campeona invicta en el torneo de la Uncaf y entre 2013 y 2015 también estuvo al mando de la selección Sub-20 y Mayor Femenina de Costa Rica, que clasificaron a los mundiales FIFA U-20 Mayor femenino, Canadá 2014.

El mes pasado Ever Benítez y Daniel Venancio abandonaron las filas del club universitario. Según Altamirano, la salida en el caso de Benítez fue porque se le presentó una oportunidad de jugar en un club de Argentina y por mutuo acuerdo decidieron poner fin a su contrato. En el caso de Venancio, Altamirano afirma que el jugador no cumplió con las expectativas del club y que de igual forma por mutuo acuerdo decidieron romper contrato. También se dio la salida de los nacionales Justo Lorente y Eulises Pavón, quien se fue por motivos laborales en Estados Unidos y  Lorente para jugar en el futbol de Bolivia.

Para suplir las salidas de los extranjeros, la UNAN-Managua se hizo con los servicios del brasileño Gledson Pereira Das Neves y del guatemalteco Franklin Eduardo García. Das Neves es un delantero centro de 31 años, ha militado en los equipos Río Branco, Goianésia, Juventus SC y Trindade de Brasil además del Marquense de Guatemala, donde estuvo dos temporadas (de 2015 a 2017) y anotó 14 goles. Por su parte, García es un defensor, de 23 años, debutó en 2011 en el Municipal de Guatemala donde jugó hasta el Clausura 2016. Después pasó a jugar a la Universidad de San Carlos Club de Futbol, luego militó en el CD Sonsonate de El Salvador y ahora está con la UNAN-Managua.