•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El equipo de Suiza, liderado una vez más por un sólido Roger Federer, alcanzó la final de la Copa Hopman, competición por equipos mixtos, este jueves en Perth, imponiéndose en el tercer duelo de su grupo de la primera fase.

Esta vez los suizos superaron por 3-0 a Estados Unidos. Fue el mismo marcador con el que Federer y su compatriota Belinda Bencic habían ganado a Japón y Rusia en los enfrentamientos anteriores, por lo que acabaron en cabeza, habiendo cedido apenas tres sets en nueve partidos.

En plena preparación para el Abierto de Australia, Federer, a sus 36 años, ha ganado sus tres partidos individuales de la primera fase sin perder un set, venciendo sucesivamente a Yuichi Sugita y Karen Khachanov y, este viernes, al estadounidense Jack Sock, número 8 del mundo, por 7-6 (7/5) y 7-5.

Un buen recorrido en su preparación para el primer Grand Slam del año, que comienza en Melbourne el 15 de enero y donde Federer defiende el título del año pasado. En 2017, Federer también inició su temporada en la Copa Hopman y luego fue campeón en Melbourne, un recorrido que pretende repetir de nuevo.

Con mucha confianza 

Bencic (N.74), por su parte, se impuso en el partido individual de este viernes a una ‘Top 10’, Coco Vandeweghe (N.10). “Sí, se puede decir que sí”, afirmó Federer cuando le preguntaron si su grado de confianza es ahora mayor que hace un año por estas fechas. “Creo que tengo más margen para estar seguro. Entonces era 17º del mundo, eso marca una diferencia”, recuerda.

“Si no ganaba un partido en Australia, o dos partidos, iba a salir del Top 30, así que las cosas estaban un poco al límite el año pasado”, explicó el actual número 2 del ránking ATP. “He sido capaz de mantener un nivel elevado y fue claramente un paso más, ante un jugador (Sock) mejor clasificado que los otros dos (Sugita y Khachanov)”, añadió el suizo.

El sábado, en la final en Perth, Federer y Bencic se enfrentarán a Alemania, a Australia o a Bélgica, que se disputarán hoy la otra plaza para el duelo decisivo. Suiza ganó en el pasado la Copa Hopman en una ocasión y también tenía a Federer en el equipo. Fue en 2001 y entonces el tenista de Basilea hacía pareja con la ya retirada Martina Hingis.