•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Comisión Disciplinaria de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) le impuso hoy una suspensión de seis meses a formar parte de selecciones nacionales a 10 jugadores que incurrieron en actos de indisciplina durante los XI Juegos Centroamericanos, realizados en Managua, Nicaragua.

La Comisión señaló en un comunicado que los jugadores faltaron al criterio que la conducta desplegada por el grupo de jugadores es demostrativa de una clara infracción a los artículos 28 y 53 del Reglamento de Selecciones Nacionales.

El artículo 28 detalla que "está estrictamente prohibido a los jugadores fumar, ingerir bebidas alcohólicas, consumir estupefacientes o sustancias tóxicas" mientras se esté convocado a una selección nacional. Mientras que el 59 reza que "los jugadores deberán mostrar una excelente conducta en el transcurso de los viajes, estancia en hoteles, restaurantes, transporte y reuniones, ruedas de prensa, eventos sociales y demás eventos públicos donde sea requerida su participación".

Dicha sanción es apelable, "dentro de los tres días hábiles siguientes a su notificación", indica la nota. Samir Ramírez, César Blackman, Javier Rivera, Jiovanny Ramos, Isidoro Hinestroza, Eduardo Guerrero, Dámaso Santos, Leandro Ávila, Chammel Asprilla y Gabriel Browne fueron los jugadores sancionados por actos de indisciplina en los Juegos. La Fepafut aclaró que dicha decisión fue comunicada a los clubes de los jugadores involucrados, así como al Departamento de Registro y Estadísticas del ente que maneja el balmpié en Panamá.

El técnico de la selección que compitió en Managua 2017, Jorge Luis Dely Valdés, a su llegada a Panamá reportó los actos de indisciplina del grupo, donde detalló el daño en una puerta, cortinas y quejas por exceso de ruido con música durante horas de la madrugada en el hotel de concentración en Managua, Nicaragua.