•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al día siguiente de haber sido apaleados por los Gigantes de Rivas, en un duelo que le permitió a los sureños avanzar de forma directa a la final de la Liga de Beisbol Profesional Nacional, los Tigres de Chinandega dieron un duro golpe en la escogencia de refuerzos al quedarse con el lanzador leonés Wilton López y con el jugador de cuadro Ofilio Castro, los dos “peces gordos” del draft.

Con Wilton en sus filas, que también era pretendido por los Indios del Bóer, los Tigres de Chinandega afrontarán las semifinales ante la “Tribu” con la etiqueta de favoritos, entendiendo que el picheo del leonés ofrece muchas garantías, pero también el aporte de un bateador de la categoría de Castro, que puede ser incidente tanto a la ofensiva como defensivamente.  Wilton López jugará ahora con los Tigres de Chinandega.

Además: Furia sureña, destroza

Sin discusión alguna, el equipo occidental fue el que mejor se reforzó de cara a la recta final del campeonato. En la etapa regular, Wilton tuvo una efectividad de 2.19, producto de tres victorias e igual número de reveses, propinó 32 ponches y terminó con 1.07 de whip (bases por bolas y hits por innings lanzados), siendo líder en ese departamento. Ofilio, por su parte, terminó con .271 de promedio, producto de haber conectado 42 imparables en 155 turnos, con 10 carreras impulsadas.

En la otra acera, los Indios del Bóer, terceros en escoger en la primera ronda, se hicieron de los servicios del lanzador venezolano Darwin Cubillán, quien terminó la ronda regular con 5 triunfos, una derrota y efectividad de 2.25. Cubillán aceptó 32 imparables en 40 innings lanzados, ponchó a 24 contrarios, otorgó 19 bases por bolas y no permitió triples ni jonrones. Pese que no era la primera opción que barajaba la “Tribu”, es una buena adquisición.

Te interesa: Cabrera: “No recaí, gracias a Dios”

El conjunto capitalino también se reforzó con Renato Morales, bateador que posee el mejor promedio ofensivo entre los cañoneros escogidos ayer, con .286. Morales es un jugador polifacético que se puede desempeñar tanto en el jardín derecho como en la segunda base, además de responder muy bien con el madero cuando su equipo los necesita.

En la serie semifinal que enfrentará a Indios y Tigres al mejor de cinco juegos, que iniciará hoy en el estadio Efraín Tijerino Mazariego de Chinandega (4:00 p.m.), los occidentales se presentan como candidatos favoritos para colarse a la final, donde esperan los Gigantes. Sin embargo, los Indios intentarán hacer añicos los pronósticos. En la temporada regular, ambos empataron a 7 triunfos por bando en las series entre sí.

Gigantes temibles   

Sembrados en la final como el mejor equipo de la temporada regular, pese que tuvieron que enfrentar en juego de desempate a los Tigres, los Gigantes de Rivas fueron beneficiados al ser quienes escogieran de primero en el inicio del draft. Al respetado plantel sureño se unió el receptor venezolano Juan Carlos Torres, quien también era pretendido por los Tigres. 

Torres fue el mejor bateador de León con promedio de .278, conectó 47 imparables, de los cuales 2 fueron jonrones y empujó 23 carreras. El otro pelotero “pescado” por los Gigantes fue el lanzador Armando Montenegro, quien en la temporada regular consiguió 2 triunfos y perdió dos veces, terminando con efectividad de 2.20, al permitir 37 hits en 32.2 episodios lanzados, propinó 18 ponches y otorgó 8 bases por bolas.

Reacciones

Tras la elección de refuerzos, Mauricio Marenco, gerente de los Gigantes, dijo sentirse “muy satisfecho con los peloteros seleccionados, ya que en nuestros planes estaba llevarnos a jugadores con las características de los que hoy (ayer) escogimos. Ya habíamos contemplado escoger un cácher, era la primera opción, nuestra prioridad”, dijo. 

Por su parte, el timonel del Bóer, Elvis Peña, afirmó que la prioridad de su equipo era escoger a un lanzador que reforzara a su roster de abridores como Wilton López, pero al haberlo escogido los Tigres, se decantaron por otro buen brazo como es el venezolano Darwin Cubillán, además de llevarse a Renato Morales, al que describió como “un jugador que puede desempeñarse en diferentes posiciones en el campo de juego y que aportará mucho” a los capitalinos, principalmente porque el Bóer desde hace tiempo estaba en búsqueda de un outfielder.