•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Real Madrid dejó escapar la ventaja que le daba en Balaídos un doblete del galés Gareth Bale y acabó cediendo un empate ante el Celta de Vigo (2-2), con claros síntomas de desmotivación en una Liga en la que se queda a 16 puntos del líder, el Barcelona.

La mala línea del Real Madrid en LaLiga Santander se extendió en Vigo en un mal partido, con juego a arreones que le dio la remontada por momentos con un doblete de Bale en tres minutos que daban la vuelta al tanto inicial de Daniel Wass.

En la segunda parte el Celta aprovechó la falta de control del equipo de Zinedine Zidane y acabó empatando con un testarazo de Maxi Gómez a ocho minutos del final después de que Keylor Navas salvase un penalti chutado por Iago Aspas.

¿Por qué no pudo ganar el Real Madrid?

El Real Madrid, cuarto clasificado, no pudo pasar del empate 2-2 en el campo del Celta de Vigo (14º), este domingo en la 18ª jornada de la Liga española, con lo que queda todavía más descolgado, a 16 puntos ya del líder Barcelona.

Un gol del uruguayo Maxi Gómez en el 82 hundió las esperanzas de los merengues, después de que un doblete del galés Gareth Bale (36, 38) hubiera remontado provisionalmente el partido tras la ventaja inicial de los gallegos gracias al danés Daniel Wass (33).

El Barcelona, que horas antes había ganado tranquilamente por 3-0 al Levante (16º) con tantos de Lionel Messi, Luis Suárez y Paulinho, suma 48 puntos y se mantiene invicto en esta Liga.

Resistió bien la presión que le habían enviado el sábado sus perseguidores más directos, el Atlético de Madrid (2º) y el Valencia (3º), que vencieron respectivamente a Getafe (11º) por 2-0 y Girona (13º) por 2-1, acercándose entonces provisionalmente a 6 y 8 puntos de los azulgranas. Tras su victoria del domingo en el Camp Nou, el Barcelona vuelve a ponerse con 9 y 11 puntos de margen sobre ambos.

El Real Madrid, que tiene un partido disputado menos que el trío de cabeza, está 7 puntos por detrás del Atlético y a 5 del Valencia, sus referentes más directos. Los 16 puntos que le saca el Barcelona antes incluso de la mitad del campeonato hacen que el objetivo de revalidar el título liguero se presente prácticamente inalcanzable.