•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hasta el quinto episodio en el estadio Efraín Tijerino Mazariego, el Bóer le estaba dando batalla los Tigres de Chinandega en el primer juego de las semifinales de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN). El marcador reflejaba un 2-1 a favor de los felinos, no obstante, una carrera en el séptimo y un rally de cinco en el séptimo, con jonrón de tres carreras de Jamar Walton, hizo trizas al pitcheo capitalino, cambiando la pizarra a 8-1, la que finalmente terminó 8-2 por una anotación india en el noveno.

Los Indios fueron los primeros en tomar ventaja en el propio primer episodio, cuando el cubano Dayner Moreira descifró un envío del abridor felino Marcos Frías y conectó la bola con tal contundencia de que la hizo viajar al otro lado del jardín izquierdo, poniendo la pizarra 1-0.

Tigres reaccionan

Los Tigres empataron el encuentro en el cierre del cuarto inning. Curt Smith conectó un doblete y anotó gracias a dos elevados de sacrificios conectados por Jesús López e Ismael Munguía. La segunda anotación occidental llegó un episodio más tarde, cuando con las bases llenas López conectó un profundo elevado de sacrificio que llevó al plato a Osman Marval y explotó al abridor Manuel Soliman.

Una entrada después, los Tigres, actuales campeones de la Liga, se fueron más arriba 3-1. Con Leonardo Ortiz en la tercera base y solo un out en la pizarra, Jamar Walton conectó una rola por la segunda, batazo que le permitió a Ortiz moverse a la caja registradora.

El séptimo fue un verdadero inning de la suerte para Chinandega, pues amplió su ventaja a 8-1, gracias a un desborde ofensivo de 5 carreras que incluyó un monstruoso cuadrangular con dos en base de Jamar Walton ante el relevista Juan Bermúdez. Walton cobró venganza, ante la Tribu, ya que hace unos días en la lucha por el liderato de bateo, la dirigencia capitalino decidió no lanzarle y le sacaron de sus casillas para que saliera expulsado.

Walton, quien al final fue sublíder de bateo, ayer se desquitó, disparando ese jonrón de tres carreras, celebrado en Chinandega con júbilo y euforia desde las tribunas. Tras ese bambinazo, el partido prácticamente estaba sentenciado. El Bóer sumó una en el noveno contra Norman St. Clair, carrera que solamente sirvió para dejar el marcador en 8-2. Ganó el abridor Marcos Frías y perdió Manuel Soliman.

Este lunes en el estadio nacional Dennis Martínez, Bóer recibirá a los Tigres a partir de las 6:30 p.m., en el segundo desafío de las semifinales.