•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el triunfo en el bolsillo, es imposible para el mánager panameño Lenín Picota no recordar el episodio amargo que vivió Jamar Walton el pasado jueves en el Estadio Nacional Dennis Martínez, donde su jugador se disputaba el liderato de bateo con Javier Robles. La orden desde la madriguera capitalina fue dar base por bolas en su primer turno a Walton, quien explotó, provocando un conato de pleito para luego ser expulsado, quedándose sin oportunidad de pegar un hit.

Anoche en el estado Efraín Tijerino Mazariego, Walton cobró venganza y conectó un jonrón de tres carreras en el séptimo episodio, coronando un rally de cinco carreras de los Tigres. “Estábamos esperando el batazo de Walton, el beisbol siempre pone este tipo de situaciones y allí es donde se deben de aprovechar las oportunidades”, dijo Picota, quien anunció para hoy al zurdo Raúl Ruiz como su segundo abridor para hacer frente al dominicano Manauri Báez. “Fue un partido que hasta el quinto episodio lució reñido, afortunadamente se abrió el juego, tomamos ventaja”, agregó.

Por otra parte, Ofilio Castro, quien llegó como refuerzo a los Tigres, proveniente de León, comentó que “estoy contento de estar trabajando con Chinandega, siempre doy el todo por el todo, independientemente del equipo, me siento contento por este triunfo y agradecido con la directiva por haberme tomado en cuenta”. También habló Curt Smith sobre que “la meta es estar en la final, el triunfo es importante y vamos por esa segunda victoria en Managua. Estamos muy felices”.