•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A los 45 años de edad muchos peloteros ya han marcado su retirada, sobre todo si se han dedicado por más de 20 años a jugar. No es este el caso del veterano Juan Oviedo, quien a sus 45 años cumplidos se alista para competir con los Dantos en el X Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez  y considera que puede permanecer activo dos temporadas más.  ¿Qué es lo que lo motiva a mantenerse en pie de guerra resistiéndose al natural envejecimiento? Su afán por hacer historia, pues se ha propuesto para esta campaña superar al recordado Marlon Abea en el liderato histórico de dobles conectados y en un futuro, un poco más lejano, aproximarse a Próspero González en el casillero de imparables conseguidos. 

“Voy a retirarme cuando crea que ya no pueda dar más, pero no mientras sienta que puedo seguir haciendo bien mi trabajo. Cuando deje de batear como suelo hacerlo, entonces yo mismo le diré adiós a este deporte que me ha dado tanto en la vida”, dijo Oviedo, cuya primera temporada en el beisbol nacional fue en 1994 con el uniforme de Chinandega.

“Creo que puedo jugar dos años más”, añadió el veterano, quien tiene más de un mes de haber iniciado su preparación personal de cara a destacarse con los Dantos en el Germán Pomares Ordóñez y superar su actuación del año pasado, mismo en el que considera que su rendimiento no fue el mejor como consecuencia de la muerte de su hijo.   

Dos objetivos

Oviedo sabe del reconocimiento que se le ha dado a su carrera, pero no quiere retirarse sin antes concretar un par de objetivos, uno más accesible que el otro. “Para este año me he propuesto ser clave en el equipo y superar a Marlon Abea en el liderato histórico de dobles conectados”, confesó Oviedo, quien en la campaña anterior ligó 13 batazos de dos bases y llegó a un total de 299 en su carrera, situándose a 10 de los 309 conseguidos por Abea. “Creo en Dios que voy a lograrlo, voy a terminar este año como el líder en dobles”, declaró el pelotero, como quien tiene la certeza de estar próximo a la conquista.

El segundo objetivo de Oviedo es a un plazo más lejano. “Tomando en cuenta que puedo jugar un par de temporadas más, quiero acercarme lo más que pueda a Próspero González en el casillero histórico de imparables conectados”, manifestó Oviedo, quien tras haber conectado 66 cañonazos en la campaña anterior llegó a 1,582 en su carrera. Próspero, el máximo hiteador nacional cerró su brillante trayectoria con 1,872 cohetazos. Duro objetivo se ha propuesto Oviedo.