•  |
  •  |
  • END

Recién cumplidos los 40 años de edad, Bismarck Guadamuz nos sigue sorprendiendo. No sólo porque está compitiendo en la misma liga de su hijo, del mismo nombre, a como lo hacen Arnoldo Calderón y Juan Vicente López, sino por su rendimiento.

En lo que va del “Pomares 2009”, Guadamuz es uno de los cuatro peloteros que comparten el liderato de jonrones, con 8, y está a punto de alcanzar al mítico jonronero Pedro Selva, en el puesto número 10 del ranking de todos los jonroneros pinoleros de la era moderna de nuestra pelota.

Guadamuz acumula 150 jonrones en su carrera, para ocupar el puesto número 11. Está a un jonrón de Pedro Selva, a dos de Orlando Ocampo, que es noveno del ranking y a seis de Apolinar Cruz, dueño del puesto ocho. Cada jonrón que Bismarck pueda conectar si juega todo el Campeonato, incrementará el prestigio alcanzado hasta ahora.

Guadamuz, que tiene promedio de por vida de .298, inició su carrera en 1987 y juega su Campeonato 21, tiene 1442 hits en su carrera, 839 impulsadas.

En un principio se distinguió por presentarse en lideratos negativos, como los roletazos para doble play, que lo consiguió cuatro veces, y uno de fly de sacrificio en el 2005... Y distinto a otros aporreadores de pelota, en el 2004 consiguió su único título de jonrones, con 8, algo que no logró en la espectacular temporada del 2003, cuando bateó 29 y que fue el Más Valioso de la Serie Final con el Granada.

Guadamuz batea 8 jonrones, empatado con Justo Rivas, Esteban Ramírez y Lenín Aragón, los que apenas están escribiendo su historia en la pelota.

Y hablando de historia de jugadores, Julio Vallejos, que conecta 31 hits con el León, suma 955 y debe presionar para buscar los 45 que lo instalen en el club de los mil hits.

Próspero González está a 22 hits de la máxima cifra de imparables de por vida, que tiene Ariel Delgado, con 1851. Próspero suma 1829 y tratará de buscar ese registro que lo deje como dueño absoluto de ese departamento, como lo hace en las carreras anotadas (1050) y las impulsadas (1181).

Marvin Zelaya, que recién se unió al grupo de ganadores de 100 juegos, totalizando ahora 103, está a punto de llegar a los 900 ponches, y establecerse como el séptimo máximo ponchador de nuestra pelota moderna. Hasta el momento poncha a 47, totalizando 897 en su carrera.

Mientras tanto, el Bóer y Claro Enitel, en conferencia de prensa hoy en el restaurante Conchas Negras a las 10 de la mañana, darán a conocer la promoción “Con el Bóer todo el mundo gana”.