•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El ligamayorista nicaragüense Juan Carlos Ramírez, lanzador de los Angelinos de Los Ángeles, viajará el próximo domingo a Estados Unidos para que un médico le realice una evaluación en su codo del brazo derecho, que confirme si está recuperado de la lesión que sufrió o si debe prolongar el período de rehabilitación.

Elegido como el Atleta del Año 2017 por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN), Ramírez retornaría a suelo pinolero para participar en la ceremonia de premiación, aunque todavía no hay fecha establecida para dicho acto.

"Para mí es un orgullo haber sido elegido como el mejor atleta nicaragüense, realmente no pienso en esos premios individuales al inicio de cada temporada, siempre me enfoco en ayudar a los equipos en los que he militado y desempeñar un buen papel. Los reconocimientos son un agregado", declaró J.C.

"El domingo viajaré a Los Ángeles para hacerme un chequeo médico y ver si estoy sano de la lesión que sufrí en el codo o si necesito más tiempo para sanarlo por completo", ambientó el pícher capitalino, quien la campaña pasada finalizó con balance de 11 victorias y 10 derrotas, con 4.14 de efectidad.

Consultado sobre la posibilidad de que Albert Pujols pueda participar en la gala de premiación de la ACDN, Ramírez dijo desconocer si su compañero de equipo llegará a Nicaragua, pero admitió que le motiva la idea de que el dominicano le entregue el premio al Mejor Atleta del Año 2017.

Juan Carlos Ramírez espera mejorar la actuación que realizó la pasada temporada en Grandes Ligas. Foto: Alejandro Sánchez/END"Moisés  (Ávalos) es quien está en contacto con él  (Pujols), no sé si aceptará la invitación, pero sería genial que Albert me entregue el premio y que los nicaragüenses puedan ver a una estrella de su talla", remarcó Juan Carlos, quien esta semana impartió clínicas de picheo a niños y niñas de Krukira, comunidad perteneciente a Puerto Cabezas, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACCN).

-Objetivos claros

A esperas de que un médico le confirme el estado de su codo derecho, Ramírez ya piensa en el Spring Training, previsto para iniciar en la primera semana de febrero.

El picher oriundo de la colonia 14 de septiembre en Managua, espera demostrar que tiene la categoría para seguir desempeñando un rol estelar en la rotación de abridores de Los Angelinos, en la que será su segunda campaña ejerciendo dicho rol.

"Aunque la temporada pasada fue buena para mí, sé que no puedo relajarme. Debo trabajar fuerte para seguir demostrando que tengo la capacidad de pertenecer al staff de abridores, la competencia es fuerte en el circuito de Las Mayores y no puedo pensar que ya estoy establecido. Espero tener buenas noticias sobre mi codo, yo me siento bien y deseo entrar fuerte a los entrenamientos", remarcó Ramírez.