•  |
  •  |
  • END

París / AFP

Manchester United y Arsenal derrotaron 1-0 al Oporto y 3-0 al Villarreal, respectivamente, este miércoles, clasificando a semifinales de la Champions League y confirmando así el dominio de los equipos ingleses en el fútbol continental.

Chelsea, por su parte, dirimirá la otra plaza a la final con el FC Barcelona tras obtener su pasaje el martes.

En el estadio do Dragao de Oporto, el defensor del título dio vuelta al empate 2-2 concedido la semana pasada en Old Trafford al imponerse por la mínima diferencia.

El único y tempranero gol del partido fue anotado por el portugués Cristiano Ronaldo al minuto seis de juego con un disparo a un ángulo de la portería lusitana defendida por el brasileño Helton, cuando ambos equipos todavía calentaban sus máquinas.

"Probablemente ha sido uno de mis mejores disparos. Anderson me pasó el balón, y en cuanto me di vuelta supe que tenía que intentar tirar al arco. Fue por completo intencional", aseguró el crack lusitano.

Manchester United jugó mucho mejor que hace una semana atrás y, sobre todo, se mostró muy sólido en defensa. La presencia de Rio Ferdinand, ausente en Old Trafford por problemas de aductores, fue decisiva para los intereses del equipo inglés, puesto que su reemplazante, Jonny Evans, había sido martirizado por el argentino Lucho González.

En el Emirates Stadium de Londres, Arsenal cumplió con todos los pronósticos y derrotó 3-0 al Villarreal español.

El Arsenal llegaba como favorito pese a que el 1-1 registrado a la ida en el estadio del Madrigal parecía augurar un partido bastante abierto, que los locales encarrilaron rápidamente en el minuto diez con un tanto de Theo Walcott.

El centrocampista inglés aprovechó un buen pase de tacón del cerebro de los "Gunners", el español Cesc Fábregas, para entrar rápidamente por la derecha y soltar una gran vaselina por encima del portero del "Submarino amarillo", Diego López.

El dominio del Arsenal continuó en el segundo tiempo, en el que llegaron otros dos tantos locales, uno de ellos en un penal.

La pena máxima, fruto de una dudosa falta del uruguayo Diego Godín sobre Walcott, fue transformada por el delantero holandés del Arsenal Robin Van Persie (69) rubricando el tercer tanto del equipo local, cuya ventaja ya había aumentado antes el togolés Emmanuel Adebayor.

Adebayor, autor del tanto del Arsenal en el partido de ida, había aprovechado un buen pase de Van Persie para soltar un disparo ante el que nada pudo hacer Diego López (60).

Arsenal ya había eliminado en semifinales de la Champions al Villarreal en 2006.

Gracias a estos resultados, "Red Devils" y "Gunners" se enfrentarán el 28 de abril y el seis de mayo próximos en semifinales, por lo que una vez más habrá forzosamente un finalista inglés.