•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sebastián Sánchez, “El Tecatito”, originario de Chiapas, México, será el rival de Félix “El Gemelo” Alvarado (30-2, 26 nocauts), el próximo 26 de enero en el Puerto Salvador Allende, donde la promotora Nica Boxing de Pablo Osuna montará su primer evento del 2018. La pelea pactada en 108 libras servirá para que el nica se mantenga activo, en ritmo de competencia de cara a la pelea por el título de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) todavía sin fecha. 

Para “El Tecatito” Nicaragua no es un terreno desconocido. El mexicano estuvo por aquí en febrero del 2017, cuando enfrentó y perdió ante Cristofer González por decisión unánime por el título latino 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Aunque no es un termómetro para medir la calidad de Alvarado, de Sánchez se puede decir que es un peleador de esos que no vienen a cobrar nada más o a hacer turismo.  

El mexicano es un púgil bravo, le gusta fajarse, hostiga al rival y por su baja estatura suele ser complejo de conectarlo. Ante Félix uno creería que al menos debe aguantarle más de 3 asaltos, pero su destino final es el nocaut seguro. El récord de Sánchez es de 12 victorias (9 nocauts) y 4 derrotas. No le ha ido bien en sus últimos 3 compromisos, los pierde todos, uno por la vía del cloroformo. Además, no pelea desde el 16 de junio del 2017. 

“Melo” de semiestelar

En respaldo de Alvarado, estará Melvin “Melo” López (12-0, 8 nocauts), el campeón latino 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), quien esta vez no expondrá su cinturón y peleará en 118 libras ante el también azteca Aramis Solís, quien fue noqueado por Ramiro Blanco en diciembre del 2017. 

Solís es un muchacho de orígenes humildes. Cuando vino por primera vez a Nicaragua contó que residía en Cintalapa, estado de Chiapas, México, donde vendía galones de agua por el día y en la noche practicaba boxeo para ganarse la vida. “A las 5 de la mañana salgo a correr y a las 7 empieza mi jornada de trabajo. Mis horas de entrenamientos son a partir de las 7:00 p.m. Todos mis hermanos son boxeadores”, relató.

El mexicano no representa ningún peligro para López, urgido de triunfos convincentes para revitalizar la confianza que se tenía en él cuando era un prospecto. Ante Solís, “Melo” está obligado a ganar, gustar y noquear. Es un rival accesible.

En otros combates, Bryan Mairena se enfrentará a Alexander Taylor en 119 libras a 6 rounds. Franco Gutiérrez va contra Marlon Cruz, pleito pactado en 128 libras a 6 asaltos. En tanto, Bryan Ruiz cruzará disparos con Harvy Calero en 115 a 6 vueltas.