•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Cómo sufrió Rivas anoche para triunfar en su propio estadio! No obstante, el objetivo se logró, ganar era clave, pues una tercera derrota prácticamente los ponía con un pie en la tumba, listos para ser enterrados hoy en Chinandega, donde se realizará el cuarto partido a partir de las 6:00 p.m.

Para Elmer Reyes, uno de los bateadores que más activo ha estado en el cajón de bateo, pegando hits y realizando unas jugadas defensivas de fantasía, el triunfo les revitaliza la confianza, de cara a empatar y darle vuelta a una historia que parecía irreversible hasta el cierre del noveno episodio anoche, cuando con dos carreras los Gigantes resurgieron, empataron el juego y dejaron tendido a los Tigres en el cierre del decimotercer episodio.

“El triunfo nos quita presión, era difícil estar tres juegos abajo, mañana todo será mejor en el cuarto juego, empatar es la misión”, dijo Reyes a Wilfredo Álvarez, relajado, sin dejarse llevar por el momento de la emoción, sabiendo que necesitan recuperar la chispa, sobre todo en la parte ofensiva, donde ha faltado el imparable oportuno productor de carreras. 

“Lo importante es que estuvimos intentando e intentado por eso pudimos lograr ese triunfo, esto cambia el estado ánimo del equipo. Sufrir una tercera derrota hubiese sido complicado, ahora el equipo tiene que cambiar”, expresó el mánager Ramiro Toruño a Radio 800. 

“Se hizo un tremendo trabajo colectivo, estuvimos fajados, no podemos bajar la cabeza nunca, peleamos hasta el final, hay Gigantes de Rivas para ser campeones. A los fanáticos les pedimos que tengan confianza en nosotros. Manauri hizo un gran trabajo en el cierre. Hubo comentarios negativos de que no estábamos trabajando bien en conjunto, pero es no es cierto. Nosotros siempre estamos estado positivo.  No hay nada de presión y vamos con todo para empatar la serie”, señaló el receptor y refuerzo Juan Carlos Torres.

También habló Ramón Flores quien dijo que “hay que salir a jugar inning por inning, nunca nos den por muertos. Sabemos que tenemos un buen equipo, a pesar de que la afición no ha apoyado como se debe”.