•  |
  •  |
  • END

La Preselección Nacional de Fútbol sigue acumulando minutos con la convicción de retomar poco a poco el ritmo con el que logró su histórico pase a la Copa de Oro, donde se medirá a las selecciones de México, Guadalupe y Panamá en julio próximo en Estados Unidos.

Ayer la Azul y Blanco tuvo un amistoso en el que mostró dos caras en su juego, aunque al final goleó 4-1 a la UNAN-Managua de Segunda División. La primera parte del duelo fue un dominio total de la Nacional, pero con la casi nula definición, de no ser por el gol de Juan Barrera en una excelente jugada colectiva.

La historia se sigue repitiendo, Barrera, Wilber Sánchez, Samuel Wilson e Ismael Reyes le dan buen toque, velocidad y profundidad al ataque bicolor. Sin embargo falta ese momento frío, esa última ejecución que dé confianza para aprovechar las opciones de gol.

Juan, Samuel y Wilber hicieron estremecer en más de una ocasión el marco universitario, como en una producción de vídeo con actores distintos, pero todas terminaban en frustración, algo que debe preocupar al técnico Otoniel Olivas, sabiendo que con rivales como México, Guadalupe y Panamá valdrá oro puro cada llegada a la cancha rival.

Como ha sido costumbre en los tres fogueos de la Azul y Blanco, Otoniel cambió su plantel en el segundo tiempo. Dejó en la media cancha a Armando Collado, y a Alex Alonso como contención, a José Carballo como enlace, mientras que el nica recién llegado de Florida, Jason Maltez, hizo de volante izquierdo, Leddys Alvarado por derecha, y atacaban Emilio Palacios con Rudel Calero.

Con ese equipo, la Nacional ya no mostró velocidad con el balón, como en el primer tiempo, y aunque la experiencia y la fortaleza de Calero y Palacios permitían abrir espacios en la defensa de la UNAN, faltaba ritmo a la distribución en ese último tramo de la cancha.

En esas circunstancias la UNAN logró empatar por error defensivo que aprovechó bien el delantero Jorge Stynze. Pero poco duró la celebración, pues a los pocos minutos los tantos de Franklin López, Emilio, de penal, y otro más de Palacios, pusieron el marcador final 4-1.

Luego del entrenamiento, Maltez, radicado en Florida, aseguró que no estuvo en su mejor partido por las condiciones en las que hizo el viaje a Nicaragua.

El pinolero que llegó en la madrugada del martes al país, informa que ha jugado como delantero en algunos clubes en Florida, pero también se desempeña como volante lateral y espera que le den más chance para mostrarse en plenitud de forma.