•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La UNAN-Managua disputará el torneo de Clausura de la Liga Primera, que despega hoy, con solamente dos novedades respecto al plantel que presentó en el Apertura. El atacante brasileño Gledson Pereira y el mediocampista guatemalteco Franklin García reforzaron a los académicos, que estarán bajo las órdenes del director técnico uruguayo Carlos Gabaret Avedissian.

Considerando que los universitarios afrontarán el Clausura con casi el noventa porciento de jugadores que estuvieron en el Apertura, torneo que finalizaron en la novena posición con 16 puntos, es natural preguntarse qué marcará la diferencia a partir de mañana, cuando debuten ante el Real Madriz, en el estadio Solidaridad de Somoto (7:00 p.m.).

Wilber Altamirano, presidente del club académico, asegura que el enfoque mental de los jugadores será clave para que la UNAN logre los resultados positivos que se le negaron en el pasado torneo. Además, al haber recuperado a algunos jugadores que estuvieron inactivos por lesiones, tal es el caso de Daniel Reyes, Henry García y Juan Uribe, espera que puedan sumar a la causa del equipo.

“La mentalidad es fundamental, todos asumimos la responsabilidad por el descalabro del Apertura, pero asimismo hemos analizado qué debemos mejorar y concluimos que debemos ser fuertes mentalmente, no queriendo depender solo de individualidades. El trabajo colectivo es fundamental, en esa línea estamos caminando y verán a un equipo más compacto que en el torneo anterior”, manifestó Altamirano.

En la misma dirección

La noción de Altamirano coincide con el criterio de los jugadores, conscientes de que su rendimiento físico dentro de la cancha no es suficiente si mentalmente están desorientados. “El torneo pasado fue muy difícil, hubo muchas bajas, además no hicimos el trabajo esperado. Esta vez iremos más enfocados a los partidos, intentaremos estar más unidos con el cuerpo técnico, ahí radica el éxito del equipo”, declaró Daniel Reyes, a quien una lesión lo privó de disputar el Apertura.

Reyes, de quien se espera que pueda contribuir con una considerable cantidad de goles, ambientó que está recuperado por completo y en excelente condición física para perforar redes. “En el torneo pasado hubo carencia de goles, ahora estoy bien y trataré de hacer la mayor cantidad de goles posibles, pero también de contribuir con asistencias y peleando los balones. Reitero, el grupo está muy unido y colaboraremos en lo que sea necesario para salir a flote”, aseveró el “Pollo” Reyes.

El plantel de la UNAN lo completan los foráneos: Oscar Palomino, Juan Uribe y Rodrigo Hernández. Además, los nicaragüenses Brandon Arana, Juan Carlos Urbina, Jeyser Cisnero, Jason Coronel, Félix Rodríguez, Roberto Vanegas, Daniel Reyes, Henry García, Rafael Baquedano, José Carrión, César Lacayo, Juan Rosales, Mike Cruz, Anderson Acosta, David Solórzano, Jorge Montano, Maykel Montiel y Samuel Wilson.

Ayer, durante la presentación del plantel para el Clausura, la UNAN oficializó la contratación del comisionado mayor en retiro, Emilio Rodríguez, como gerente general de la institución, quien en diciembre pasado se desvinculó del Walter Ferretti, con el que consiguió dos títulos de Apertura y un campeonato nacional. “Al llegar a la UNAN asumo el reto de hacer avanzar este proyecto futbolístico que tiene la institución, no pienso solamente en aportar para que el club sea campeón, sino que pueda avanzar a Liga Concacaf y que pueda seguir haciendo historia”, declaró Rodríguez.

“En principio hemos sido autocríticos, valoramos las debilidades que tuvimos en el Apertura y a partir de ello nos perfilamos en tres objetivos alcanzables: salir de la zona en la que nos encontramos, clasificar a instancias eliminatorias (semifinales o final) y tratar de clasificar a Liga Concacaf, obviamente iremos paso a paso, enfocados en no fallar”, resaltó Altamirano, quien en 2015 celebró el título de Apertura con la UNAN, en apenas su segundo año en la máxima categoría del balompié pinolero.