•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección de futbol femenina sub-20 de Nicaragua debutará esta tarde (4:30) en el Premundial de la categoría, que se celebra en Trinidad y Tobago, ante su similar de Estados Unidos, pentacampeona de este certamen y candidata favorita para repetir el título que ganó por última vez hace tres años en Honduras, tras vencer en la final a Canadá.

Contra el rival más fuerte del campeonato, la tropa pinolera intentará dejar una buena imagen en su primer partido de la justa. En vista que las posibilidades de que Nicaragua le arrancara un triunfo a la selección de “las barras y las estrellas” son escasas, coqueteando con lo nulo, sería destacable que las nicas exhiban orden en sus líneas y eviten una goleada.

Pese al positivismo que ambientaron las nicaragüenses antes de viajar a Trinidad y Tobago, es imposible obviar las marcadas diferencias de nivel que existen entre ambas selecciones. Las estadounidenses, tricampeonas del Mundial sub-20, han establecido un dominio casi total en este tipo de eventos y no querrán fallar ante un rival que asiste apenas por segunda vez a un Premundial.

Ciertamente el equipo que dirige Elna Dixon ha mostrado importantes avances en su sistema de juego, como lo demostró en los pasados Juegos Deportivos Centroamericanos, llegando a la final y cayendo en esas instancias en la tanda de penales ante Costa Rica. El atrevimiento para encarar y quitarse rivales de las hermanas Sheyla y Yessenia Flores, con el agregado de la seguridad que ofrecen jugadoras como Jackly Gilday, Elizabeth Vega y Hormyne Paiz, por mencionar algunas, invita a creer que las nicas pueden ponerle resistencia a las estadounidenses.

México espera turno

Las pinoleras deben de tomar precauciones para evitar que sus rivales encuentren muchos espacios y puedan perforar sus redes desde temprano. La selección de Estados Unidos se caracteriza por su juego rápido, frontal y le favorecen los balones aéreos. Son veloces en las transiciones y coherentes en la elaboración de jugadas, por lo que hoy las nicas no tienen margen de error.

Después de enfrentar a la selección estadounidense, Nicaragua se medirá a México, el domingo 21 de enero y dos días después chocará contra Jamaica, todas agrupadas en el sector B. En el grupo A se encuentran el anfitrión del torneo, Trinidad y Tobago, que ayer superó a su similar de Haití; Canadá y Costa Rica, que se enfrentaron en la primera jornada del torneo y acabó con triunfo de las canadienses por 3-1. 

El sistema de competencia establece que los dos primeros lugares de cada grupo se medirán en la final del torneo y tendrán garantizada su participación en el Mundial de Francia, que se celebrará entre el 5 y 24 de agosto próximo. Mientras que los segundos lugares de cada sector pugnarán por el tercer y último boleto a la cita mundialista.