•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Con el objetivo de coronarse esta noche en el quinto juego de la serie final, el mánager de los Tigres de Chinandega, el panameño Lenín Picota, enviará a la loma de los infartos al dominicano Marcos Frías, el mejor brazo imaginable para un duelo tan crucial como el de hoy.

Por su parte, Ramiro Toruño, el timonel de los Gigantes de Rivas, empeñado en mantenerse con vida y llevar la serie a un sexto desafío, mandará a la colina de los sustos al también dominicano Pedro Viola, el mejor tirador entre los que integran su rotación.

Marcos Frías, abridor de los Tigres de Chinandega. Foto: Alejandro Sánchez/END

Ambos pistoleros fueron los encargados de abrir el primer desafío de esta serie final y los dos se lucieron desde el montículo en un duelo cuyo resultado fue un 2-1 favorable a los chinandeganos. 

De los dos, el que exhibió un mayor dominio fue Frías, quien incluso llegó a tirar 6.1 episodios perfectos ante los Gigantes.

En su presentación de 6.2 innings, el estelar pícher de los occidentales solo permitió tres imparables, entre ellos un doble, admitió una carrera limpia y ponchó a cinco rivales, dejando su efectividad en 1.35.

Por su parte, Viola, que en ciertos momentos del encuentro se mostró vulnerable, fue capaz de extenderse hasta el séptimo episodio y salir del encuentro sin permitir anotaciones, pese a que le conectaron seis cañonazos (dos dobletes) y otorgó dos bases por bolas.

Las proyecciones

Las consideraciones previas señalan que el de hoy será un duelo de picheo, sin embargo, no puede obviarse que ambos equipos cuentan con los argumentos ofensivos suficientes como para asaltar a los abridores.

Es más, una de las claves del encuentro, sobre todo para los Gigantes, tan necesitados del triunfo, será explotar lo más pronto posible a Marcos Frías, una tarea que si bien es cierto es posible, no será fácil de completar.

La única derrota que han sufrido los felinos fue en el tercer duelo, cuando cayeron 5-4 en trece episodios. Foto: Alejandro Sánchez/END

El contexto, que incluye el material humano disponible y el factor motivación, está a favor de los Tigres de Chinandega, que tal y como dijo Lenín Picota ayer, hoy van por “la estocada final”.

La serie está 3-1 a favor de los felinos, que ganaron 2-1 el primer juego, 6-1 el segundo y 9-5 el cuarto.

La única derrota que han sufrido fue en el tercer duelo, cuando cayeron 5-4 en trece episodios.