•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Increíble, pero cierto! Rivas se quedó a un strike de tocar la gloria. Un triple conectado ayer por Giovanny Murillo con dos hombres a bordo, cambió la historia de un partido que los sureños ganaban 2-0 en el fondo del séptimo inning, y que al final terminaron perdiendo 4-2 contra el equipo Roberto Clemente (Managua “A”) de la Alcaldía de Managua,  conjunto que conquistó el Campeonato Nacional Infantil A en el parque Luis Alfonso Velásquez.

En la última entrada, con Rivas en ventaja de 2-0, Managua le quitó el partido. Geovanny Berríos abrió la tanda ligando un imparable. El picheo sureño logró sacar dos outs claves, acariciando el título. No obstante, tomó turno Kendall Jiménez  y otro hit, permitió el avance de Berríos a la intermedia.  Doble de Bonilla empujó la primera carrera de los capitalinos, estrechando el marcador 2-1.

;

Fue entonces que apareció Murillo. Con dos strikes en su cuenta le cazó un lanzamiento franco a Carlos Sánchez, enviando la pelota al fondo del jardín derecho. Giovanny le metió piernas al asunto, garantizó el triple empujador de dos carreras y anotó por error en fildeo del antesalista rivense.  Esas cuatro carreras capitalinas en la apertura del séptimo hundieron a los sureños. 

Las acciones

El partido desde el inicio se mostró muy parejo, registrándose un duelo de picheo entre los abridores Wilcar Ulloa (Rivas) y Kendal Jiménez (Managua), aunque el dominio rivense fue mayor. En los primero cuatro capítulos, los capitalinos vieron desfilar a sus bateadores sin lograr alcanzar alguna base. Los rivenses por su parte lograron en par de ocasiones poner corredores en posición de anotar. 

Los sureños lograron romper el empate a cero en la parte baja del quinto inning gracias a errores defensivos de los capitalinos. Fabricio Martínez, con un hit empujó la primera anotación rivense de los pies de Howard Moya. Más tarde, Edgard Martínez, el más activo con el madero para Rivas, conectó la pelota de imparable y permitió la anotación de Martínez, aumentando la ventaja 2-0.

Tras la remontada capitalina con el rally de cuatro carreras, el equipo de Rivas amenazó en la parte baja del séptimo capítulo, pero el buen trabajo del relevista Juan Holman, quien recetó un ponche y dominó a un rival, maniató la ofensiva rivense. El pícher ganador fue Luis Espinoza y Carlos Sánchez cargó con la derrota. En el partido por el tercer lugar, Masaya derrotó a León 9-4.

Tras el encuentro, Murillo dijo que “le dedico esta victoria al equipo y a mi familia. Gracias también a la fanaticada que vino a apoyarnos en esta final de este campeonato y también a los que nos apoyaron durante todo el torneo”. 

Por su parte Angélica Ramírez, mánager de Managua “A”, mencionó que una de las claves de la victoria del equipo capitalino fue mantener el ánimo de los niños durante las situaciones difíciles. “Yo le dije a Giovanny ‘mantente tranquilo, estamos a un strike, solo trata de chocar la bola’ y gracias a Dios lo hizo. Sé que Murillo es un bateador de poder y eso es lo que tratamos de aprovechar como equipo y gracia a Dios salió la jugada”, finalizó la entrenadora.