•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras el campeón mundial de peso welter Errol Spence Jr. ocupaba su asiento para la conferencia de prensa, luego de su brutal y unilateral derrota del excampeón de dos divisiones Lamont Peterson, justo después de que la noche del sábado se convirtiera en domingo por la mañana, se le formuló una pregunta que muchos en el boxeo están preguntando.

¿Es Spence el mejor boxeador del mundo? Muchos piensan que podría serlo, pero Spence es humilde para los estándares del boxeo. Él tampoco es ruidoso. Pensó por un momento y luego respondió. “No voy a decir que soy el mejor boxeador libra por libra en este momento, pero definitivamente me dirijo hacia eso”, dijo en una declaración lo más cercano posible a darse golpes en el pecho sobre su talento.

Fue ese talento el que le permitió golpear a Peterson, un viejo amigo, en una pelea en la que Spence ganó todos los asaltos con facilidad. Spence (23-0, 20 KOs) derribó a Peterson (35-4-1, 17 KOs) en la quinta vuelta, lo golpeó prácticamente toda la pelea y le hinchó la cara. Al final, Barry Hunter, el entrenador y la figura paternal de Peterson, afortunadamente detuvo la pelea con Peterson en su banquillo un segundo antes del octavo asalto en el Barclays Center en Brooklyn.

La victoria de Spence no fue inesperada aun cuando sí lo fue la naturaleza totalmente unilateral de la misma. Pero el despiadado rendimiento continuó sumando al ritmo del tambor para la pelea que la mayoría quiere ver: un enfrentamiento de unificación del título mundial entre Spence y Keith Thurman, quien unificó dos cinturones de 147 libras con una victoria por decisión contra Danny García en marzo pasado en la misma arena.

Pelea preparatoria 

Pero Thurman viene de una cirugía en el codo que siguió a la victoria contra García y no ha peleado desde entonces. Regresará al ring en abril y Spence está dispuesto a esperarlo, aunque no por mucho tiempo.

“Le doy un pase. Estoy en el registro señalando que le dejaré tener una pelea preparatoria “, dijo Spence. “Ha estado fuera por un tiempo. Él acaba de salir de una lesión. Que tenga una pelea de preparación. Pero después de eso deberíamos enfrentarnos, en 2018. Es el comienzo del año. Esto es enero. Ten una pelea de preparación en marzo/abril y podríamos pelear al final del año”.

Lou DiBella, quien promovió la pelea del sábado y ha promovido una variedad de combates de Spence y Thurman, se sentó junto a Spence en la conferencia de prensa posterior a la pelea y dijo que cree que la pelea con Thurman (28-0, 22 KOs) ocurrirá. Es una pelea que debería ser relativamente fácil, ya que ambos pelean regularmente en Showtime y ambos están con el consejero Al Haymon.