•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Gabriel Cuadra Holmann, el muchacho de voluntad de acero, capaz de alcanzar niveles insospechados en el atletismo paralímpico, convirtiéndose en una figura y ejemplo de nuestro país, recibió la noticia ayer de que no competirá más en la categoría 800 metros T36, sino que ahora lo hará en la T38, debutando este miércoles en los Juegos Paralímpicos Centroamericanos que se celebran en Nicaragua.

¿Qué significa este cambio de categoría o cómo interpretarlo? Gabriel es un joven que ha sabido sobreponerse a una parálisis cerebral y eso ha sido posible gracias al apoyo incansable de su familia y por supuesto al atletismo, deporte que mejoró su salud. Según Cuadra, le hicieron una valoración, dando como resultado que el corredor está mucho mejor físicamente. 

“Me fui de espalda, pensé que podía ser el final de mi carrera, el retiro cuando me dieron la noticia. Pero voy a entrenar más tiempo, más duro, y posteriormente tomaré una decisión, todo tiene su momento. Espero que no sea mi caso”, dijo Cuadras, quien tendrá mayores exigencias en esta categoría. 

“Debido a tanto entrenamiento y tantas cosas que he mejorado a los largo de estos años a nivel personal, este cambio es una buena noticia, el objetivo principal cuando entré al atletismo era mejorar físicamente, eso se ha logrado”, señaló Cuadra. El corredor indicó que posiblemente también se atreva a participar en la categoría de los 1,500 metros, pero todavía lo está meditando. 

Cuadra no se siente presionado ni mucho menos. El hecho de estar compitiendo en su país, frente a su público, le da la tranquilidad necesaria sin presionarse por ganar una medalla. “Quiero divertirme, si sale cualquier medalla será bienvenida, sino significa que debo seguir mejorando. A como veo el panorama ahorita, lo importante es disfrutar ante el público nicaragüense que me apoyará independientemente que gane o pierda”, finalizó.

Vale destacar que actualmente Cuadra es el corredor paralímpico más veloz de América. En el Mundial Paralímpico celebrado en el Estadio Olímpico de Londres, el nica hizo un tiempo de 2:14.70 minutos en 800 metros, rompiendo así su propio récord de 2:23.93. 

En el mismo lugar donde se convirtió en el corredor paralímpico más veloz de América por primera vez, imponiendo un récord continental, Gabriel Cuadra volvió a hacer historia el pasado fin de semana, registrando un tiempo de 2:14.70 minutos en la categoría de 800 metros planos T36.